Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/g80cl/public_html/Connections/conexportal.php on line 9
Columna G80: Ramón Poblete : 2009, año de rupturas (2ª parte y final)
Columnas
2008-11-11
2833 lecturas

Ramón Poblete
especial para G80

2009, año de rupturas (2ª parte y final)

La crisis capitalista global obliga a los sectores dominantes a ciertos giros discursivos, a ciertas concesiones retóricas. Estas, en sí, son insustanciales. Sólo la capacidad de los trabajadores y el pueblo de arrancar al bloque en el poder concesiones reales mediante una lucha vigorosa puede significar avances democráticos reales. El año 2009 será un año particularmente propicio para ello, así como para instalar un discurso crítico que llegue a amplios sectores populares.

La crisis del capitalismo global ha cobrado su primera víctima política con la masiva y contundente derrota de los republicanos en las elecciones de EE.UU. El triunfo de Barak Obama significa un aggiornamiento del imperialismo estadounidense, que consciente de su deterioro político internacional y nacional, busca recomponer las bases políticas de su dominación mundial. Para ello ha buscado un líder carismático, al igual que hizo con Kennedy en los años 60, otro momento de desafío a la dominación imperialista. El prontuario intervencionista de los Demócratas es tan siniestro como el de los Republicanos (1), pero siempre han sido más cuidadosos de las formas.

 

El discurso de Obama es un anticipo de un cambio a nivel internacional del discurso de los sectores dominantes. Chile no ha estado ajeno a ello, como lo demuestran las intervenciones de Bachelet en las Naciones Unidas y otros foros internacionales, donde ha criticado al capitalismo “especulativo” y “codicioso”. Que lo haya dicho sólo algunos meses después de promulgar una reforma previsional que aumentó los límites de inversión de los fondos previsionales en esos mismos capitales especulativos y codiciosos es sólo un detalle: como hemos dicho anteriormente, la política posmoderna es la política de la tergiversación y la mentira.

El impacto de la crisis en Chile, que arribará de lleno el año 2009 significará un remezón de las conciencias. El metabolismo social del capitalismo se basa en el intercambio de mercancías y reduce los vínculos entre los individuos a ese intercambio. Esta reducción tiene inmensas consecuencias ideológicas: transforma el individualismo no sólo en una forma de vivir la realidad, sino también de percibirla. En nuestro país, donde todo ha sido mercantilizado (la educación, la salud, la cultura, etc.), dicho proceso forzosamente tiene un alcance mayor que en otros países donde se han preservado ciertas prestaciones sociales públicas (como Argentina). Nuestro país está atravesado por un individualismo patológico, donde cada individuo se ha transformado en una cárcel para sí mismo.

La crisis confundirá el sentido común neoliberal inculcado a la fuerza a las masas por medio del bombardeo propagandístico de los medios de comunicación. Los discursos políticos deberán dar cuenta de esa confusión y plantearan ciertos elementos “críticos” hacia el neoliberalismo “puro”. Ese desplazamiento discursivo permitirá una oportunidad para instalar un discurso crítico real, que a la vez apunte al corazón de las contradicciones del sistema capitalista global y se haga cargo de la despolitización masiva ocurrida en las últimas décadas, con toda su carga refractaria a los discursos “ideológicos”. Esa doble condición es esencial: no se puede instalar, lisa y llanamente, un discurso crítico si éste no es comprendido por las amplias masas populares, pues termina aislado; no se puede olvidar tampoco la dimensión anticapitalista y ceder a la tentación fácil de dejar ese discurso anticapitalista para cuando “estén maduras las condiciones”, porque entonces las condiciones no madurarán nunca y se acabará como el PS y la Concertación.

¿En qué contexto político impactará la crisis en nuestro país? En primer lugar, han aumentado fuertemente las posibilidades de que la Concertación pierda la próxima elección presidencial, pero gane la parlamentaria, lo que instalaría un nuevo gobierno de minoría, pero de signo político distinto (pasaría de “negativo” a “negativo negativo”). Contrariamente a lo ocurrido tradicionalmente, los partidos de la Alianza han morigerado sus diferencias y logrado establecer un modus vivendi que minimiza sus choques. En la UDI, el ala fascista de la derecha conservadora, ya se ha aceptado que el candidato será Sebastián Piñera y la cuestión del candidato propio sobrevive sólo en la medida que es necesaria para la negociación parlamentaria.

A ese cambio en la UDI ha contribuido decisivamente la propia Concertación: la UDI fue entrenada y preparada como el perro guardián de la institucionalidad pinochetista, listo para lanzarse sobre la yugular de quienquiera quisiera realizar reformas de fondo al entramado de la Dictadura. En la medida que la Concertación fue adoptando el programa económico y social del pinochetismo, ese rol fue debilitándose poco a poco, hasta que ahora la UDI se ha abierto a dejar sus labores de vigilancia y a pensar en asumir un rol de conducción política dentro del bloque en el poder. Joaquín Lavín y Pablo Longueira constituyeron cabezas de playa de ese proceso, que hoy adquiere una nueva cualidad con el eventual y casi seguro apoyo a Piñera.

En la Concertación, bloque político de centroderecha liberal con incrustaciones progresistas, el desorden político campea y la discusión sobre el candidato presidencial y los mecanismos para elegirlo se ha hecho con sumo cuidado de no contaminar el proceso con ideas. La absoluta falta de ideas programáticas –no consideramos tales las frases publicitarias que Frei lanzó de vez en cuando para lograr remontar en las encuestas– es uno de los síntomas del agotamiento político del oficialismo.

En el Partido Socialista, el aparato partidario, encabezado por su presidente, Camilo Escalona, y el siniestro Secretario General, Marcelo Schilling, buscaba ser representado por la candidatura de José Miguel Insulza, pero la irrupción y calculada indefinición de Ricardo Lagos, sumada a la falta de respaldo de Insulza en las encuestas, han debilitado esa opción y provocado una crisis al interior del PS.

A la situación del socialismo se suma el apoyo del PPD a Ricardo Lagos y el probable apoyo de la DC a Frei. Todas las candidaturas concertacionistas muestran que el horizonte político de la alianza de gobierno no va más allá de ganar la elección presidencial de diciembre del 2009. Las definiciones “programáticas”, como la plataforma aprobada por el PPD, se asemejan más a un ejercicio de marketing para cazar votos que a una voluntad política transformadora.

En la izquierda, tras las elecciones municipales se consolida la política del Partido Comunista de acercamiento a la Concertación, en particular al Partido Socialista. Ello significa seguir intentando mantener la política de montar en dos caballos, la movilización popular y los pactos con la Concertación, pero con una clara preferencia en el año que viene por el caballo del acercamiento político al oficialismo.

Para el resto de la izquierda se plantea la tarea política de avanzar en definiciones programáticas y estratégicas y en construcción orgánica, basados en un trabajo político a nivel de bases populares y en el desarrollo de la lucha popular. El impacto de la crisis constituirá una oportunidad significativa para ese proceso de construcción e instalación política.

La democracia estará en el centro de esas definiciones programáticas y estratégicas de la izquierda. Es preciso iniciar un proceso de disputa político-ideológica sobre la cuestión de la democracia, que permita revertir la reducción de la democracia a mero procedimiento electoral de selección de los cuadros gobernantes de las élites. El nuevo rol del Estado burgués, que busca activamente desarmar la organización popular independiente, y la despolitización de las masas populares obligan a la izquierda anticapitalista a plantear la democracia como programa revolucionario mínimo, poniendo en el centro la cuestión de la soberanía popular como eje de su discurso sobre la democracia.

La democracia, para ser tal, no puede permitir cortapisas a la soberanía popular, como es la obsesión del discurso liberal. Una de esas cortapisas es el derecho de propiedad, que en un Estado democrático debe estar subordinado a la soberanía popular. Tampoco puede permitirse la concentración escandalosa de los medios de comunicación, que permiten a una minoría social imponer su discurso y su ideología al conjunto de la población, invalidando y deslegitimando de ese modo los procesos electores que no hacen sino transformar a los electores en títeres y cajas de resonancia de la ideología burguesa.

La democracia no admite tampoco las desigualdades sociales abismales que existen en nuestro país y en los países capitalistas en general. En su clásica obra política (2), Aristóteles usa siempre juntos los términos “libres e iguales”, dando a entender que no puede haber libertad donde no hay igualdad (hablamos de igualdad y no el mal sucedáneo de igualdad inventado por los intelectuales de la burguesía: la igualdad de oportunidades). No puede haber libertad real para quienes se transforman día a día, en largas jornadas laborales, en esclavos part-time del capital.

La democracia así entendida constituye un programa político revolucionario de alcances estratégicos, a condición de a) entender que una concepción así de la democracia implica necesariamente ruptura política y ruptura social y b) que, por lo tanto, no caben ilusiones como las de “vía pacífica”, que están en la base de la derrota de la Unidad Popular en 1973.

Esa concepción debe estar en el centro de la propuesta de la izquierda en la próxima coyuntura electoral. Desde allí debe organizarse su discurso y su acción, en torno de ese eje debe construir organización popular y convocar a la lucha multifacética contra el modelo neoliberal y el capitalismo. Sólo de esa forma pueden realizarse las potencialidades políticas que la conjunción de la crisis global y las elecciones presidenciales nos ofrecerá.

(1) El propio Kennedy intentó invadir Cuba en 1961; Lyndon Johnson escaló la Guerra de Vietnam y llegó a tener 500 mil soldados en el sudeste asiático; Clinton arrasó con Yugoslavia en los años 90
(2) “Política”, Aristóteles, Editorial Austral.

Ramón Poblete



Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



168.551 lecturas en total tienen las 52 columnas de Ramón Poblete con 3.241 lecturas en promedio por columna
Columnas de Ramón Poblete
2010-06-15
El nuevo escenario político tras el triunfo de Piñera (III) PC, un retroceso de 75 años
5054 lecturas

2010-04-22
El nuevo escenario político tras el triunfo de Piñera (II) La Concertación o las tribulaciones de los mayordomos
3567 lecturas

2010-02-25
El nuevo escenario político tras el triunfo de Piñera (I) Los empresarios salen del clóset (1)
2950 lecturas

2009-12-20
Asamblea Constituyente y Nacionalización del Cobre, el único programa mínimo
3736 lecturas

2009-11-19
Las aristas políticas del debate Caputo - Riesco
4559 lecturas

2009-10-28
El asalto final de Bachelet contra la educación pública
2739 lecturas

2009-09-28
La izquierda sin candidato
2729 lecturas

2009-08-18
El caos electoral de la izquierda
2628 lecturas

2009-07-06
Concertación y Empresariado, la renovación de una vieja alianza
2667 lecturas

2009-05-20
Las candidaturas de la izquierda
2646 lecturas

2009-04-06
MPT, nuevo instrumento político para los trabajadores y el pueblo
3233 lecturas

2009-03-30
Disparen contra Navarro
2868 lecturas

2009-02-19
Llegó el comandante Fidel y mandó a parar
2896 lecturas

2009-02-11
Pacto con la Concertación, bancarrota del Juntos Podemos
2890 lecturas

2009-01-30
Marx y el materialismo dialéctico
4025 lecturas

2009-01-05
¿Y si gana Frei?
3008 lecturas

2009-01-04
¿Keynesiano? No, gracias
2916 lecturas

2009-01-02
¿Y si gana Piñera?
3167 lecturas

2008-11-11
2009, año de rupturas (2ª parte y final)
2834 lecturas

2008-11-10
2009, año de rupturas (1ª parte)
2968 lecturas

2008-11-07
Capital, capital a interés, capital ficticio
3096 lecturas

2008-11-04
Las elecciones municipales: el festival de las cuentas alegres
2823 lecturas

2008-10-21
Premio Nobel de Economía: Jurel tipo salmón
3476 lecturas

2008-10-06
Guillermo Teillier ¿precandidato del Juntos Podemos o de la Concertación?
3076 lecturas

2008-09-27
Crisis del capitalismo global ¿fin del neoliberalismo?
3501 lecturas

2008-09-11
La izquierda y el once, 35 años después
2738 lecturas

2008-07-30
El pacto de macetero
3393 lecturas

2008-07-23
Música de rebeldía
3986 lecturas

2008-07-03
LGE, las lecciones de un nuevo escenario político
2806 lecturas

2008-05-03
De la huelga de los subcontratistas al 1º de Mayo: los trabajadores se ponen al frente
2841 lecturas

2008-04-23
Los trabajadores venezolanos, vanguardia en la lucha por el socialismo
2710 lecturas

2008-04-22
Tribunal Constitucional: el baile de mascaras entre el conservadurismo y el progresismo
2742 lecturas

2008-04-20
Santa Yasna Mártir o la licuefacción moral de la Concertación
3348 lecturas

2008-04-03
Lenin, el Príncipe Rojo (IV Parte: el Imperialismo)
4540 lecturas

2008-03-24
Los ricos también roban
2642 lecturas

2008-03-02
Probosta
3035 lecturas

2008-02-28
Lenin, el Príncipe Rojo (III Parte)
2919 lecturas

2008-02-07
Lenin, el Príncipe Rojo (II Parte)
3444 lecturas

2008-02-04
Compañero Volodia Teitelboim, Chile escucha...
2989 lecturas

2008-01-24
Lenin, el Príncipe Rojo (I Parte)
3642 lecturas

2008-01-18
Golpe Blanco en La Moneda
3086 lecturas

2008-01-04
El elocuente silencio de Bachelet
4082 lecturas

2007-12-05
El socialismo del siglo XXI ha muerto, ¡Viva el socialismo!
3194 lecturas

2007-11-26
Del gobierno ciudadano al cogobierno con la derecha
2880 lecturas

2007-10-30
El pacto por omisión: crónica de una izquierda extraviada
3619 lecturas

2007-10-24
Tonticidio político
3350 lecturas

2007-09-12
El país lleva 34 años muerto, General Bernales
3426 lecturas

2007-09-11
El Capital, el conejo y el sombrero
3420 lecturas

2007-08-31
Grandezas y miserias del “discolismo”
3174 lecturas

2007-08-22
Los trabajadores patean el tablero neoliberal
2965 lecturas

2007-08-02
Cómo no leer El Capital
4047 lecturas

2007-05-29
Mensaje presidencial: la Bolsa o la Vida
3481 lecturas




Hay 10 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA