Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/g80cl/public_html/Connections/conexportal.php on line 9
Columna G80: Luis Casado : Un entierro de primera clase
Columnas
2015-07-14
3433 lecturas

Luis Casado
especial para G80

Un entierro de primera clase

Después de un séquito de desastres, erupciones, aluviones, inundaciones, incendios y terremotos, acompañados de hazañas como el puente Cau-Cau y el Transantiago, el todo amenizado con el jolgorio de la ubicua corrupción de los políticos, la Copa América tuvo el efecto de los alcaloides de efecto breve.


Veinticuatro horas más tarde despertamos de la curda con una resaca pegajosa, y nos dimos cuenta que nada había cambiado: los ex presos políticos no recibieron justicia, los profesores siguen insatisfechos, la gratuidad de la educación termina en una payasada, la Araucanía sigue alzada, las pensiones bajitas bajitas, la UF se dispara, la Salud tose, la economía entra en apnea y Burgos –léase el gran capital que coimea la política y del cual PENTA y SQM no son sino la punta del iceberg– termina imponiendo una recogida de cañuela que da al traste con toda la cháchara relativa a las “reformas”.

Bachelet procedió a organizarles un entierro de primera clase a sus tan cacareadas reformas. La economía trastabilla, dijo, ergo no hay plata, y sin plata, no se puede reformar.

La verdad es que plata hay. Lo que no hubo ni habrá de parte de una coalición gobernante pagada a precio de fraude fiscal, es la voluntad política para modificar la distribución de la riqueza en favor de la inmensa mayoría de la población. Chile nunca produjo tanta riqueza en su Historia como ahora. El PIB, creciendo a un ritmo menor, sigue creciendo.

En su número especial de marzo de 2014 POLITIKA afirmó que el gobierno de Bachelet no se daba los medios para financiar sus reformas y que, por consiguiente, ellas estaban condenadas al fracaso:

“Si Chile se situase en la media porcentual (de impuestos) de la OCDE que es de 33%, el Estado dispondría de unos US$ 100 mil millones en el presente año, o sea recursos suficientes para cumplir con lo prometido por Michelle Bachelet durante la campaña presidencial, y algo más.
Pero no es el caso...
¿Con qué financiará el gobierno sus ofertones? Misterio. Alberto Arenas, flamante ministro de Hacienda, asegura que le basta con US$ 720 millones (!) y que ese dinero ya está: US$ 300 millones de libre disposición previstos en la Ley de Presupuestos (los que dejó Piñera) y US$ 420 millones que reasignará de otras partidas.
Dicho de otro modo, desvestirá un santo para vestir otro... Las cuentas no cuadran.”

No hacía falta ser un genio de las matemáticas ni un “experto” en economía para saber que las promesas de gratuidad en la Educación comprometían sólo a quienes las creyeron. En la misma edición especial sobre Reforma Tributaria de marzo del año pasado, POLITIKA precisó lo siguiente:

“Si este gobierno hiciese realidad la gratuidad de la Educación, como es el caso en los países civilizados, necesitaría un incremento de la recaudación fiscal del orden de US$ 9 mil 735 millones... Eso supera el incremento esperado con la Reforma Tributaria anunciada. Si además llevase el financiamiento de la Salud al nivel requerido (11% del PIB), necesitaría otros US$ 23 mil 290 millones... Dicho de otro modo: Chile debe alcanzar el nivel de carga tributaria de los países de la OCDE...”

La tímida reforma fiscal, “cocinada” en casa de Andrés Zaldívar, terminó recaudando menos de lo que se recaudaba antes de la reforma. Y para más inri, la desaceleración de la economía redujo aún más las entradas fiscales. Eso sirve ahora de pretexto para enterrar, definitivamente, las reformas.

Ya he contado que durante la campaña presidencial del 2009 me tocó debatir con los representantes de las candidaturas de Piñera y de Frei Ruiz-Tagle en la Universidad de Los Andes. Ambos sostuvieron con fuerza que era contraproducente hablar de reforma tributaria, por la sencilla razón que el país crecía, la economía disfrutaba de una salud insolente, el PIB se mostraba rozagante, en otras palabras no convenía perturbar tal idílico panorama.

Dicho en cristiano, cuando las cosas van bien no conviene reformar. Y cuando las cosas comienzan a ir mal, sería mal venido reformar. ¿Te queda claro? Lo fundamental es mantener un estado de cosas en el que un puñado de privilegiados se lleva la parte del león, y mantiene al 99% de la población alimentado con el elixir de su propio disfrute. Chile va bien quiere decir que ellos están satisfechos.

“No hay plata” dice Bachelet. ¿Y la que ahorró durante su primer gobierno con el pretexto de que serviría “para los tiempos de vacas flacas”? Pregúntale a Andrés Velasco –otro discípulo de SQM y PENTA– que fue quién inventó llevarse ese billete a los EEUU.

Lo cierto es que asistimos a un repunte de la inflación, una suerte de ligero temblorcillo que hizo saltar ese sensible instrumento que se llama UF. He dicho innumerables veces que la UF es un atentado contra los intereses de quienes viven de un salario, instituido en dictadura, protegido por la Concertación y la Nueva Mayoría (?), que nadie se ha atrevido a eliminar. En la larga lista de reformas anunciadas y traicionadas, nunca figuró este emblema del triunfo del poder del dinero.

El tema exige una explicación con manzanitas. Hela aquí.

En los años fastos de la posguerra, –los treinta gloriosos–, los trabajadores franceses que aportaron lo esencial de las tropas de la Resistencia a la ocupación nazi, lograron obtener que el salario mínimo estuviese sometido a lo que se llamó la “indexación”, es decir que fuese calculado en función del aumento de los precios. Eso se tradujo en reajustes automáticos –algo así como la UF– que compensaban la inflación:

“Así, en los años 1970 y hasta los primeros años 1980, cuando el régimen de la inflación era relativamente elevado (en un ritmo anual de 5% a 15%), los aumentos de los salarios nominales eran fuertes y frecuentes (alzas anuales del orden de 10% a 20%). De hecho, a fin de mantener al menos el poder adquisitivo de los asalariados, los salarios eran revalorizados varias veces al año.”

(La modération salariale en France depuis le début des années 1980 – Rozenn Desplatz, Stéphanie Jamet, Vladimir Passeron et Fabrice Romans – Économie et Statistiques nº 367 – 2003)

De ese modo, señaló Lionel Stoléru, un economista y político que estuvo asociado al poder socialista, entre el período 1970-1982 la masa salarial (medida en salario bruto) creció en un 64%, mientras que en el período siguiente 1982-1988 la masa salarial creció apenas en un 6%. ¿Qué ocurrió entretanto?

Muy simple: los socialistas franceses, encabezados por François Mitterrand, llegaron al poder en el año 1981. Con el pretexto de la moderación salarial necesaria para luchar contra el desempleo, los socialistas eliminaron la “indexación” del salario mínimo.

El resultado no se hizo esperar: el desempleo se multiplicó por siete (¡por siete!) y en pocos años nueve (9) puntos porcentuales del PIB pasaron de la remuneración del trabajo a la remuneración del capital, la friolera de 200 mil millones de euros al año.

Lionel Stoléru –doctor en economía de la Universidad de Stanford (Palo Alto – California), diploma obtenido bajo la dirección de Kenneth Arrow, premio Nobel de economía 1972– concluyó:

“La masa de salarios netos bajó en Francia de 1982 a 1988, lo que no se había producido en ningún período de la historia económica francesa”.

Lo que precede muestra el poderosísimo efecto de la “indexación” cuando se trata de favorecer o bien los salarios, o bien al capital.

En Chile no sólo no hay reajuste automático de los salarios, sino que los “expertos” económicos de la dictadura se las arreglaron para acelerar la concentración de la riqueza aplicándole la “indexación” a los precios de bienes y servicios. De ese modo, hubo hogares que pagaron créditos durante décadas, para al final encontrarse con una deuda aún mayor que al inicio.

Ese es el efecto de la UF, engendro que supera al Cobre entre los temas tabúes, esas cosas que son caca, de las cuales no conviene hablar y por lo tanto no se habla.

Bachelet y la Nueva Mayoría (?) no pudieron enterrar esta reforma por la sencilla razón que nunca se atrevieron ni siquiera a mencionarla, aun menos a prometerla.

En Chile el gran capital sigue gozando de un sistema de precios a dos velocidades: de una parte los precios de bienes y servicios que son estipulados en UF y por lo tanto aumentan mensualmente, y de la otra los salarios que pierden poder adquisitivo de manera permanente.

Sólo nos queda organizar el entierro de este modelo depredador de la tierra y el agua, y explotador de hombres y mujeres.

Un entierro de primera clase.

Luis Casado

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.348.996 lecturas en total tienen las 471 columnas de Luis Casado con 2.864 lecturas en promedio por columna
Columnas de Luis Casado
2017-08-07
El modelo democrático Vaticano
4324 lecturas

2017-08-03
Venezuela in chaos - What the world should do
5321 lecturas

2016-08-12
Lógica implacable
4555 lecturas

2016-08-02
La payasada de los "stress tests"
2443 lecturas

2016-06-24
Great Britain quits… So what?
3637 lecturas

2016-05-25
Reforma laboral
3457 lecturas

2016-05-18
Vivimos en un mundo peligroso
3387 lecturas

2016-05-16
Las mentadas clases medias
3146 lecturas

2016-05-03
La triste verdad…
3061 lecturas

2016-04-15
SOS: la teoría económica se muere
1883 lecturas

2016-04-14
Pesimismo en el FMI ¿Es grave Doctor?
3184 lecturas

2016-01-16
Problema de etiqueta
3513 lecturas

2016-01-06
De la dificultad de nacer. La previsible evolución del jaguar sudamericano
3873 lecturas

2015-12-24
Dime quién es tu ministro de Hacienda y te diré quién eres
3225 lecturas

2015-12-15
La saga de las tasas de la FED
3360 lecturas

2015-12-09
Francia: Desastres anunciados
3265 lecturas

2015-12-07
Los eminentes FDR
3291 lecturas

2015-12-04
The revolving crisis
3418 lecturas

2015-12-03
Jugando a los arúspices
3377 lecturas

2015-12-01
SOS Argentina: el mensaje a los mercados
3342 lecturas

2015-11-18
Era bueno el asado…
3253 lecturas

2015-11-12
La virguería de los PPP
3529 lecturas

2015-10-20
El curro: retorno al futuro
3424 lecturas

2015-10-14
El gran lupanar
3403 lecturas

2015-10-05
Vamos p’atrás
3326 lecturas

2015-09-24
Deutsche Qualität
3389 lecturas

2015-09-22
El corazón partío...
3246 lecturas

2015-08-31
Suelten a Bachelet...
3484 lecturas

2015-08-29
Missing
3326 lecturas

2015-08-24
¿Cuál es más peligroso?
3493 lecturas

2015-08-22
The revolving crisis
3714 lecturas

2015-08-16
Todo es mercancía
3193 lecturas

2015-07-15
La derrota de Grecia, derrota de Europa
3351 lecturas

2015-07-14
Un entierro de primera clase
3434 lecturas

2015-07-13
Lecciones de negociación
1810 lecturas

2015-07-10
La persistencia en el ser
3566 lecturas

2015-07-01
La injusticia tarda, pero llega
3338 lecturas

2015-06-30
Grecia: derrame de hipocresía
3344 lecturas

2015-06-25
Molôn labé (μολὼν λαβέ)
3338 lecturas

2015-06-22
Los consejos de Machiavelli
3346 lecturas

2015-06-20
Nein! Griechenland wird nicht deutsch sein!
3344 lecturas

2015-06-18
Grecia: el problema no es Varoufakis
3412 lecturas

2015-06-01
Julio, la araña y el horario
3432 lecturas

2015-05-29
Terremoto en España
3332 lecturas

2015-05-24
Friedrich II der Große y el molinero
3429 lecturas

2015-05-20
Me llamó Piero
3489 lecturas

2015-05-12
Formalidad, formalismos y formalizados
1899 lecturas

2015-05-06
Eduardo Engel y el milagro de la sanación
3373 lecturas

2015-05-04
Yo trabajo…
3205 lecturas

2015-04-29
La incubadora
3495 lecturas

2015-04-27
El gato de Alicia
3409 lecturas

2015-04-08
Esos polvos trajeron estos lodos
3388 lecturas

2015-04-07
Una distancia grande, como el mundo
3542 lecturas

2015-04-06
Economía real vs economía virtual
3423 lecturas

2015-04-02
Who’s paying the bill?
3929 lecturas

2015-03-24
La gota que desborda el vaso
3390 lecturas

2015-03-17
La gota que desborda el vaso
3670 lecturas

2015-03-16
Oscar y El Yeco
3615 lecturas

2015-03-15
Selon que vous serez puissant ou misérable…
1937 lecturas

2015-03-09
La aguda visión de la Justicia
3503 lecturas

2015-03-05
Hace falta un Míster
3509 lecturas

2015-03-02
De sofismas, cinismos y perversiones
3701 lecturas

2015-02-26
Es dulce ser despreciado por los capullos
3741 lecturas

2015-02-24
En la confianza está el peligro...
3600 lecturas

2015-02-23
No hemos inventado nada
3843 lecturas

2015-02-21
Soberanía
3709 lecturas

2015-02-15
Bancos, fraude fiscal e hipocresía
4100 lecturas

2015-02-04
Leyes reversibles
4167 lecturas

2015-01-30
La pasión Piketty III
3942 lecturas

2015-01-28
Grecia: “A la hora señalada”
3893 lecturas

2015-01-27
La pasión Piketty II
3800 lecturas

2015-01-25
Europa se prepara a la victoria de Syriza
3954 lecturas

2015-01-22
La pasión Piketty
3956 lecturas

2015-01-18
La imagen, Georg Baselitz y los profetas
2479 lecturas

2015-01-14
La excepción francesa
3822 lecturas

2015-01-12
PENTA: ¿dónde está la novedad?
2241 lecturas

2015-01-08
With a little help from my friends
4395 lecturas

2015-01-07
Je suis Charlie (Yo soy Charlie)
3929 lecturas

2015-01-05
¿Mercado del trabajo, o trabajo del mercado?
3634 lecturas

2014-12-31
¡Socorro... Vuelven los rojos!
3864 lecturas

2014-12-29
La curva de Kuznets, San Mateo y la parte del león
3898 lecturas

2014-12-23
Piñera: profesor Ciruela
3737 lecturas

2014-12-18
¿Patria o Muerte? O nos hundimos en el precipicio...
3797 lecturas

2014-12-17
Las güenas malas…
4056 lecturas

2014-12-09
Capital político
3749 lecturas

2014-11-20
Se necesita economista, tratar aquí
2254 lecturas

2014-11-03
No es pura coincidencia…
4070 lecturas

2014-10-27
De nuevo la diarrea... (y el virus Ébola no tiene na’ que ver...)
4019 lecturas

2014-10-25
Mon Dieu comment suis-je tombée si bas?
2381 lecturas

2014-10-10
Nicolas Rolin
4253 lecturas

2014-09-30
We, the People...
2461 lecturas

2014-09-13
Chile... ¿paraíso del “terrorismo”?
4328 lecturas

2014-09-12
La prensa internacional exulta... “El sector financiero brasileño apoya a la candidata presidencial Marina Silva”
4042 lecturas

2014-09-02
El blablá que bajo otros cielos llaman cháchara
4190 lecturas

2014-08-19
Yo soy el descueve (y es poco decir...)
4262 lecturas

2014-08-04
CODELCO: entre latrocinios y recapitalización
2599 lecturas

2014-07-22
Deus ex machina
2611 lecturas

2014-07-19
La reforma tributaria de Andrés
2373 lecturas

2014-07-14
Cómo hacer tortillas sin quebrar huevos (sin juego de palabras...)
2809 lecturas

2014-06-30
Oh... Boy!
2420 lecturas




Hay 13 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA