Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/g80cl/public_html/Connections/conexportal.php on line 9
Columna G80: Raúl Blanchet : Hasta siempre querido ''sovietincha''
Columnas
2010-07-24
1762 lecturas

Raúl Blanchet
especial para G80

Hasta siempre querido ''sovietincha''

En un pequeño supermercado de Estocolmo bien abastecido, inesperadamente encontramos chirimoyas. Compramos algunas para nuestros visitantes, el compañero Luis Corvalán y la señora Lilly, su compañera. Y fue un acierto porque en Moscú, donde vivían el exilio no había modo de que llegara ese tipo de frutos que tampoco eran frecuentes en Suecia. Por esos días de diciembre de 1980 recorríamos las nevadas calles de la capital escandinava con el Secretario General del Partido Comunista de Chile, que participaba de una Conferencia Regional de la organización, orientada a principalmente a desenredar una intrincada situación interna y posicionar al partido de cara a los desafíos de la lucha contra la dictadura. Fue al culminar ese evento, que don Lucho pronunció el segundo discurso en que se habló de la Política de Rebelión Popular de Masas, esta vez para precisar y consolidar sus fundamentos y perspectivas.

De paso por la capital sueca, don Lucho se entrevistó –entre otros- con Olof Palme, quien volvería a ser Primer Ministro en 1982 y que caería asesinado en 1986. Se reunió en forma particular con otros chilenos exiliados no comunistas, con los que pasaba revista al acontecer en la patria e intercambiaban opiniones e ideas.

La actividad de don Lucho durante su estadía en Suecia fue intensa, pero siempre se pudo hablar de muchas cosas. Se dio el tiempo para visitar en su departamento al entonces militante del partido, Raúl Oliva, hoy militante socialista. Fue una visita llena de humanidad, Raúl y su compañera Alicia Basso, habían sufrido un duro golpe mientras vivían en la capital de Hungría, Budapest, un par de años antes. Habían tenido una hijita que enfermó gravemente y la bebé jamás se recuperó. Entramos en el ascensor del edificio en que vivía la pareja y don Lucho me preguntó: “¿usted sabe lo que les pasó a ellos?”. Si, le respondí. Y tras unos segundos en que sólo se oía el deslizamiento ascendente del ascensor, comentó: “hay cosas terribles en la vida ¿no?”. Me quedé callado y pensé en su hijo Luis Alberto, fallecido en 1975 en Bulgaria a consecuencia de las torturas sufridas durante su detención en el Estadio Nacional en 1973. Así compartí con el compañero Luis Corvalán varias jornadas en las que aprendí a apreciarlo, incluidas posteriormente algunas en la Europa socialista, precisamente en el desarrollo de la Política de Rebelión Popular.

Muchos años después, a fines de los noventa y comienzos de los 2000, lo entrevisté  en más de una oportunidad para nuestro semanario El Siglo.

Fui testigo de su amplitud de criterio y humanidad. Por eso escribo desde el afecto y la emotividad, pues será otro el momento y los medios para zanjar las profundas discrepancias que me distancian de su concepción del comunismo, los comunistas y la revolución, que de todas formas en nada se ven reflejadas en la carente organización institucional actualmente llamada Partido Comunista.

Ya muchos han destacado el valor de su aporte político en tanto Secretario General del Partido a lo largo de 34 años y coincido con varios, respecto a su papel -que fue siempre un rol colectivo- en la constitución de la Unidad Popular, el triunfo de Salvador Allende y los 1.042 días del gobierno popular, como también en el salto que significó la Política de Rebelión Popular de Masas en la lucha contra la dictadura y el intento por cubrir lo que el Comité Central llamó “Vacío Histórico”, la ausencia de los componentes y contenidos de fuerza para defender en su hora el gobierno del presidente Allende y que adquirieron contundente vigencia bajo el terrorismo de Estado. Su papel fue de alto valor porque actuó consecuentemente respecto a esa política desde su cargo como Secretario General.

La partida de don Lucho cierra un ciclo de la historia de la izquierda chilena y del propio Partido Comunista, pues de aquel vigoroso colectivo multitudinario de los años sesenta y setenta, del Partido de la Rebelión Popular en los ochenta, queda solamente el nombre y los símbolos. Pero ese es otro asunto. Ahora, nos aprestamos a honrar al camarada, al dirigente íntegro, porque más allá de cualquier diferencia política o metodológica, en mi concepto fue un cuadro intachable. Eso se agradece. Se agradece que no haya flaqueado nunca en la postura ética y en la disposición moral.

Don Lucho fue uno de nuestros compañeros que más amó y respetó a la Unión Soviética, al extremo de no ver defectos y errores en ella y su conducción. Pero éramos miles los que sucumbíamos frente a la historia de esa revolución, la victoria sobre el nazismo, los éxitos científico-técnicos y muy especialmente la entrega generosa de su solidaridad a nuestra lucha contra la dictadura y tardamos demasiado en ver los aspectos menos afortunados.

Fue don Lucho el que en una entrevista durante el gobierno de la Unidad Popular, al ser consultado respecto a si él era pro soviético, contestó que más bien era “sovietincha”.

Sí, es cierto que al partir don Lucho, se marcha uno de los políticos más representativos de la vieja guardia, de los políticos de peso. Fue perseguido en varias ocasiones durante sus 75 años de militancia, durante la dictadura de Gabriel González Videla, hecho prisionero tras el golpe de estado de 1973.

Fue forjador de la Política de Rebelión Popular de Masas que aceleró la salida del dictador de La Moneda.

Dejo mi homenaje sincero para el compañero ejemplar en estas líneas. Honor a su vida dedicada a servir a sus principios de luchar por conquistar la liberación y la justicia social para nuestro pueblo.

Su vida y ejemplo no se marchan, permanecen en guardia entre millones de nosotros, estarán presentes en cada nuevo combate, hasta la victoria y en la construcción de una patria para todos.  

Hasta siempre querido sovietincha.

Raúl Blanchet
San Bernardo 24 de julio de 2010, cumpleaños 227 del Libertador Simón Bolívar
 
 

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



36.489 lecturas en total tienen las 18 columnas de Raúl Blanchet con 2.027 lecturas en promedio por columna
Columnas de Raúl Blanchet
2014-09-17
Bombas, bombazos y sistema criminal en una sociedad enferma
1295 lecturas

2014-09-01
Hasta nunca Joaquín Sabina
1227 lecturas

2014-08-06
Crónicas de un reportero y su grabadora
1036 lecturas

2014-01-30
El significado de la fuga de 1990
3325 lecturas

2014-01-24
Acerca del diferendo marítimo con Perú
1195 lecturas

2011-12-02
GOBIERNO EXPULSÓ A DESTERRADO PESE A SER AUTORIZADO A INGRESAR POR MINISTRO DE CORTE
1977 lecturas

2011-06-14
INVESTIGACIÓN SOBRE LA MUERTE DE SALVADOR ALLENDE
2131 lecturas

2011-05-21
Lo que hay tras el uso de gas lacrimógeno
1523 lecturas

2010-12-31
Crónica de combate para Humberto Vargas Calderón, ''Beto''
4001 lecturas

2010-11-01
Ofensiva contra el terrorismo
1605 lecturas

2010-07-24
Hasta siempre querido ''sovietincha''
1763 lecturas

2009-06-24
Ha partido el combatiente Manuel Leal González
3594 lecturas

2008-06-07
Listas paralelas, pactos y renuncias: El fantasma de la crisis política
1902 lecturas

2008-05-13
Estado de Derecho
1861 lecturas

2008-05-08
Aclaración a Lautaro Carmona sobre entrevista en revista Punto Final
2118 lecturas

2008-05-06
Colombia: Ola de asesinatos, ataques y hostigamiento contra dirigentes sindicales
1847 lecturas

2008-04-17
Dime con quién andas...
1782 lecturas

2008-03-18
Enemigo al acecho. Trabajadores amenazados por fallos de la Corte Suprema
2307 lecturas




Hay 15 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA