Columnas
2008-12-28
5354 lecturas

Manuel Riesco
especial para G80

De chupallas y rabanitos

Las crisis son siempre soluciones violentas puramente momentáneas de las contradicciones existentes, erupciones violentas que restablecen pasajeramente el equilibrio roto.
Karl Marx, Das Kapital Vol III


Santiago ha cambiado muchísimo en los últimos cincuenta años. Era entonces una tranquila ciudad de provincia rodeada de un anillo de latifundios y parcelas donde trabajaban chacareros que la abastecían de verduras. Había quiénes podían dar la vuelta casi completa a lo que hoy es el anillo de circunvalación Américo Vespucio, caminando sobre tierras propias, de sus parientes o al menos de "gente conocida."

Los latifundios mismos producían poco y con técnicas muy atrasadas - a menos de 8 kms de la Plaza de Armas se araba y segaba con caballos y se plantaba, cosechaba y sacaba leche, a mano. Para los latifundistas producir no era lo suyo, como se sabe, sino más bien el goce de las prestaciones de sus inquilinos. Su riqueza no se medía por sus ventas sino por el número de aquellos. Sin embargo, dado que adicionalmente necesitaban algunas rentas en dinero, arrendaban parte de la tierra a los chacareros, las que rotaban con sus sencillos cultivos de pastos y animales para mantener su fertilidad.

Los chacareros eran campesinos independientes que trabajaban junto a sus familias y algunos peones que pasaban a ser poco menos que parte de las mismas. Cada madrugada, llevaban sus verduras a La Vega Central en carretelas de rueda alta, formando con exquisito arte bellísimas rumas multicolores de rabanitos, zanahorias, lechugas, acelgas, betarragas, achicorias, apios, oréganos, ajos, berenjenas y toda suerte de olorosas delicias.

El agua que las regaba no estaba todavía contaminada del todo y se consideraba que los abundantes excrementos que contenía constituían un abono excelente. La población se encontraba más o menos vacunada para soportar las infecciones, las que aún así provocaban una gran cantidad de muertes por diarrea, especialmente en los niños pequeños.

Los chacareros eran tipos grandes, fuertes y alegres, que trabajaban duro pero se alimentaban muy bien - sus desayunos en La Vega eran legendarios. Sin embargo, el dinero de la venta de las verduras les alcanzaba para poco más que pagar a los terratenientes. Por ello, estaban obligados a vivir en rucas con piso de tierra y a fabricar ellos mismos buena parte de sus aperos, ropas y ojotas.

Sin embargo, había al menos un artículo que todos ellos compraban en el mercado: chupallas de pita o paja para el sol. Éstas, a su vez, eran fabricadas por artesanos que como ellos eran productores independientes que las llevaban cada mañana a vender en La Vega Central.

Así había sido a lo largo de siglos.

De todo esto hoy no queda casi nada. La Reforma Agraria expropió todos los latifundios, los que Pinochet devolvió en parte a los hijos de sus antiguos dueños, quienes los dividieron ipso facto para no arriesgarse a ser expropiados de nuevo. Sin embargo, a lo menos un 40% los repartió a los chacareros según establecía la ley. Claro está, sólo recibieron parcela aquellos considerados "leales," mientras los otros, los que más la merecían porque apoyaron la reforma, fueron expulsados y los nombres de no pocos aparecen esculpidos en mármol en el monumento en el Cementerio General a los detenidos desaparecidos y ejecutados .

Casi todos los que recibieron tierra las han vendido en su mayor parte. Generalmente las compraron por unos pocos pesos especuladores inmobiliarios que luego hicieron pingües ganancias con la extensión de la ciudad que hoy conocemos.

Aunque resta un poco de producción campesina, parte de la cual sigue yendo a La Vega y ferias libres, la mayor parte de las verduras que se consumen hoy en Santiago provienen de eficientes explotaciones capitalistas, ubicadas muchas veces en otros valles a lo largo de todo Chile. No pocos productos son saldos de segunda y tercera, no aptos para la exportación.

Las bellísimas carretelas multicolores no se ven desde hace décadas, aunque los inconcebibles vehículos que abastecen las ferias libres siguen brindando un espectáculo de realismo mágico.

En cuanto a las chupallas, éstas se importan casi todas desde China, donde son producidas asimismo por empresas capitalistas.

Sin embargo, hasta los años 1960 y aún después, Santiago se abastecía de verduras y chupallas mediante la pequeña producción mercantil. El precio total de las verduras y chupallas vendidas se determinaba exactamente por la cantidad total de trabajo invertido en producirlas todas ellas.

Ciertamente, sin embargo, se contabilizaba sólo el "trabajo socialmente necesario." Éste dependía de las técnicas de producción, las que habían variado muy poco y todos conocían muy bien. Por otra parte, a los chacareros les daba lo mismo que la tierra fuera más o menos productiva, puesto que el latifundista se quedaba con toda la renta de la misma. Sencillamente pagaban arriendos más altos por las tierras mejores y más cercanas. Es decir, si fuese por estos factores solamente, los precios habrían sido exactamente los mismos todos los años.

Sin embargo, el "trabajo socialmente necesario"considera otro factor que es muchísimo más complicado de determinar: solo crea valor el trabajo invertido en productos para los cuales existe una demanda solvente, es decir, respaldada por dinero.

Achuntarle exactamente a la demanda del mercado no es nada fácil. Los chacareros eran muy experimentados puesto que lo habían venido haciendo por generaciones, sin embargo, eran miles, no tenían información de sus colegas y se equivocaban todos los años. En una temporada escaseaban los rabanitos, a veces por heladas muy severas o años muy secos, y los precios se iban a las nubes. A la siguiente - en los fértiles valles de Chile se sacan varias cosechas por año - todos plantaban rábanos y el precio se iba al suelo y había que darlos a los chanchos o simplemente botarlos. Lo mismo con cada una de las otras verduras.

En otras palabras, las cantidades y los precios se establecían como promedios de continuos episodios de sobreproducción y escasez. Por otra parte, las perturbaciones en el mercado de los rabanitos incidían en el de las chupallas. En efecto, para poder comprar en el mercado hay que tener dinero y para tener dinero hay que previamente haber vendido alguna mercancía en el mercado.

Con la producción mundial ocurre exactamente lo mismo. Claro está, otros factores aparte del trabajo inciden en los precios cuando la producción se hace a la manera capitalista. Las diferentes industrias requieren diferentes proporciones de inversión en maquinarias y otros medios de producción y los capitalistas modernos, al igual que sus ancestros los mercaderes del renacimiento, exigen ganancias iguales para inversiones iguales. Para compensar esas diferencias, los precios de los productos se fijan por encima o por debajo del valor determinado por el trabajo humano utilizado.

Sin embargo, esas diferencias se anulan unas con otras si se considera el conjunto de la producción mundial, cuyo valor depende exclusivamente del conjunto del trabajo humano invertido en ella.

En esto los clásicos tenían toda la razón, aunque la economía posterior haya abandonado sus enseñanzas y se haya ido por el camino de la subjetividad. Ello en teoría, puesto que cuando se trata de determinar los costos de producción vuelven a poner los pies en la tierra rápidamente. Los clásicos los denominaban "economistas vulgares."

Al igual que antes, para poder comprar hay que tener dinero y para ello hay que haber vendido algo antes. Sin embargo, aparece ahora una inmensa masa que ya alcanza a casi dos mil millones de productores, los que sin embargo no son considerados propietarios de lo que producen. Solo se les reconoce la propiedad de su fuerza de trabajo. El valor de ésta es inferior al nuevo que crea al ponerse en acción en el proceso productivo. Sin embargo, es lo único que ellos pueden vender para comprar mercancías.

Éstos son específicamente, los grandes aporte de Marx a la ciencia económica. Este debate no está muerto ni mucho menos. Entre otras cosas, una de las inmensas ventajas de los sucesos de 1989 es que despejan el camino teórico para el subsiguiente desarrollo de la ciencia económica no vulgar, es decir, rescatando la teoría del valor de los clásicos a través de Marx. La crisis tiene asimismo consecuencias teóricas inmensas, puesto que implica el aterrizaje forzoso de una serie de ideas equivocadas.

Sin embargo, volviendo a la determinación de los valores en la economía capitalista actual, nuevamente, sólo se contabiliza el "trabajo necesario," es decir, aquel invertido con tecnología promedio, pero muy especialmente en productos para los cuales existe una demanda solvente. Al igual que ocurría con los rabanitos, dichas cantidades sólo se establecen en el mercado mundial mediante un ejercicio continuo de ensayo y error, como promedio de sucesivos episodios de sobreproducción y escasez.

De este modo, la sobreproducción constante es un hecho de la causa de la producción mercantil en general, tanto la de los pequeños productores y artesanos como también la de los capitalistas, que es de lejos la más importante. Lo mismo ocurre con la escasez.

Sin embargo, que se sepa, a lo largo de todos los siglos en que una ciudad grande como Santiago fue abastecida íntegramente por chacareros y sombrereros independientes, nunca, ni una sola vez, ocurrió un episodio de sobreproducción generalizada ni de verduras ni de chupallas. Menos, uno que ocasionara luego la cesantía masiva de chacareros y sombrereros a lo largo de muchos meses durante las cuales las tierras quedasen sin cultivar. Mucho menos, una sucesión cíclica de episodios de "estancamiento, prosperidad, superproducción y crisis."

Las crisis son gigantescas interrupciones del proceso de circulación. El intercambio mercantil en general, que se diferencia del trueque porque la venta por parte de un productor está separada de la compra de los productos de otro, crea por eso mismo la posibilidad de la crisis, en el sentido que muchos pueden vender pero luego no comprar. Sin embargo, para que ello se convierta en necesidad - como dice Marx - tienen que concurrir todavía muchos otros factores.

Es solamente la producción capitalista, algunos mecanismos propios y exclusivos de este modo de producción, los que provocan estas perturbaciones generales masivas con la regularidad de un reloj. Las mismas vienen a resolver de un plumazo todas las distorsiones acumuladas y restablecer los equilibrios perdidos.

¿Cuales son esos mecanismos?

Será el material de las siguientes notas. Ojalá a los lectores les quede algo de la calma propia de los días de fiestas de fin de año para preocuparse de estas cosas. Si no, quedarán para las vacaciones.

Manuel Riesco                                                            



Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validación) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



1.592.373 lecturas en total tienen las 500 columnas de Manuel Riesco con 3.185 lecturas en promedio por columna
Columnas de Manuel Riesco
2017-08-10
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria
1811 lecturas

2017-08-02
Vueltas de la vida
1487 lecturas

2017-07-25
Superexplotación
772 lecturas

2016-08-12
Apurando el Tranco
4693 lecturas

2016-08-02
Correligionarios del Ministro Secretario General de la Presidencia
3225 lecturas

2016-07-17
Tergiversación del ministro Valdes
2614 lecturas

2016-06-24
Recesión Valdés - Vergara
2653 lecturas

2016-06-20
Uber
2542 lecturas

2016-06-09
Rechazo: total y decidido al proyecto de reforma de educación superior
2618 lecturas

2016-05-25
Paso atrás... el gobierno aparece cansado y su ímpetu reformista frenado casi del todo
2591 lecturas

2016-05-19
Clase Obrera... diez millones de chilenos
2713 lecturas

2016-05-12
Extremos: ola de descontento popular viene reventando desde el sur
2744 lecturas

2016-05-05
Autoexilio de uno de los “Hijos de Pinochet”
2654 lecturas

2016-04-26
Aylwin... equivocó de bando en el momento trágico que marcará su rol en la historia
2551 lecturas

2016-04-20
Cojonudo: Ojalá, las vacas flacas no duren tres décadas
2482 lecturas

2016-04-14
Vendrán nuevas ventoleras y marejadas
2465 lecturas

2016-04-06
CAE: Trampitas contables y pillerías políticas
2666 lecturas

2016-03-29
TranSantiagazo
1063 lecturas

2016-03-10
Espejismo del acuerdo de CORFO y Rockwood Litio
2967 lecturas

2016-02-10
¿Ocurrió? El gran derretimiento del “Modelo chileno”
1053 lecturas

2016-01-21
Ocaso de los "Hijos de Pinochet". A mitad del segundo mandato de la Presidenta Bachelet (1 de 3)
2932 lecturas

2016-01-16
Indignación ante limitaciones de la gratuidad
3000 lecturas

2016-01-06
Año Nuevo desencuentro nuevo en la Nueva Mayoría
2717 lecturas

2016-01-04
Ahora se viene el tiempo de cambiar este modelo
2904 lecturas

2015-12-23
Balance Navideño
2567 lecturas

2015-12-15
¡La Gratuidad Va!
2863 lecturas

2015-12-03
La solución a los conflictos con nuestros vecinos pasa por integrarnos
2789 lecturas

2015-11-25
Los demonios de la modernidad son bien reales
2702 lecturas

2015-11-08
Élite
4666 lecturas

2015-11-01
¿Reforma de Macetero?
2737 lecturas

2015-10-21
Sistema de AFP: Inmoral
1250 lecturas

2015-10-15
¿Década Perdida?
1078 lecturas

2015-10-08
Tranco Firme: Se ha iniciado el fin de un mal sistema de educación
2957 lecturas

2015-09-23
Septiembre
2727 lecturas

2015-09-15
Pensiones
5129 lecturas

2015-09-14
Eyzaguirre 3.0
2733 lecturas

2015-08-31
Consejo consultivo
2768 lecturas

2015-08-30
Caída del precio del cobre
2885 lecturas

2015-08-24
Presupuesto de Educación 2016
2879 lecturas

2015-08-22
Ricardo Lagos ¿Jefe opositor?
2782 lecturas

2015-08-02
Derrota
3299 lecturas

2015-07-26
Asesinato
3432 lecturas

2015-06-11
Peligro Público
2994 lecturas

2015-05-18
Erupción
3022 lecturas

2015-04-29
Informe Engel
3286 lecturas

2015-01-25
Oro y Cobre
3906 lecturas

2014-12-17
Vacas Flacas
5561 lecturas

2014-10-05
Quo Vadis
4862 lecturas

2014-09-12
Emblemático. Nunca se avanza quitándole el puesto a otro
4017 lecturas

2014-08-18
No más CAE
4098 lecturas

2014-08-04
Gratuidad 2015
2908 lecturas

2014-08-01
Algunos elementos de diseño del nuevo esquema de financiamiento y calidad de la educación
2648 lecturas

2014-07-21
Eyzaguirre
2431 lecturas

2014-07-14
Parelé
2506 lecturas

2014-07-10
Arriba las Manos (bis)
2745 lecturas

2014-07-08
TranSantiagazo
2432 lecturas

2014-06-20
AFP del Estado no resuelve el problema de fondo
3008 lecturas

2014-06-10
Reforma tributaria
2734 lecturas

2014-04-17
Rectores
3668 lecturas

2014-03-21
Condiciones mínimas de la gratuidad (III) Reconstrucción
3270 lecturas

2014-03-20
Condiciones mínimas de la gratuidad (II) Gratuidad
3329 lecturas

2014-03-18
Condiciones mínimas de la gratuidad (I) Subsidio a la Demanda ¡Estúp...!
3200 lecturas

2014-03-08
"666"
3079 lecturas

2014-03-05
Correctivos
3144 lecturas

2014-03-03
La hija del torturador
3401 lecturas

2014-02-21
La Generación del 68
2958 lecturas

2014-02-10
Ocaso de los "Hijos de Pinochet"
3200 lecturas

2014-02-05
De Generaciones: El ocaso de los "Hijos de Pinochet"
5979 lecturas

2014-01-10
Perverso: la ilusión de la capitalización individual
3463 lecturas

2014-01-03
Pronósticos: ...derrumbe de la bolsa chilena
3295 lecturas

2013-12-26
Colapso Clínico: "lease back" del Hospital de la Universidad de Chile
3670 lecturas

2013-12-01
Renacionalización de los recursos naturales: Clamor Nacional
3515 lecturas

2013-11-16
Publicidad Engañosa de Asociación de AFP
3983 lecturas

2013-11-15
AC
2973 lecturas

2013-11-04
Demagogia
3022 lecturas

2013-09-29
Maremoto
3242 lecturas

2013-09-10
Aportes miserables
3093 lecturas

2013-08-23
Las demandas de hoy y las de ayer
3242 lecturas

2013-07-08
Acoplados
3736 lecturas

2013-06-21
A Chaucha Mais Grande
3590 lecturas

2013-05-27
Apoyo a Bachelet
3420 lecturas

2013-05-24
PIB
5208 lecturas

2013-05-08
Renta y Crisis
3552 lecturas

2013-03-24
Renacionalizar
4048 lecturas

2013-03-13
Chávez y Bolívar
3442 lecturas

2013-03-12
Sur
3498 lecturas

2013-03-08
Paleteados
3314 lecturas

2013-02-09
Pichicateada
4259 lecturas

2013-02-02
Charcha
3558 lecturas

2013-01-21
Japoneses
3461 lecturas

2012-12-25
Razón de Estado
3619 lecturas

2012-12-17
La Gran Pregunta
3521 lecturas

2012-11-19
Estatizar
3808 lecturas

2012-11-05
Desafíos del Vivir Más
3482 lecturas

2012-11-02
Mal Holandés
3584 lecturas

2012-09-15
Carta abierta a Camilo Escalona
5228 lecturas

2012-08-29
Candidatura de la Izquierda
4099 lecturas

2012-08-01
Escoria
3779 lecturas

2012-07-02
Opositores a Allende
3992 lecturas

2012-05-28
Zambullón
3949 lecturas




Hay 39 usuarios visitando www.generacion80.cl

òltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA