Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/g80cl/public_html/Connections/conexportal.php on line 9
Columna G80: Raúl Blanchet : Bombas, bombazos y sistema criminal en una sociedad enferma
Columnas
2014-09-17
1294 lecturas

Raúl Blanchet
especial para G80

Bombas, bombazos y sistema criminal en una sociedad enferma

El estallido de una bomba de fabricación casera en medio de civiles que transitan, almuerzan o compran, en horas de alta concentración de público en un recinto comercial, carece de todo valer militar y revolucionario. Quién quiera lo haya ejecutado atentó contra personal no beligerante, por sorpresa y con la determiniación alevosa de asesinar a quien se encontrase próximo a la carga explosiva.

Si los autores dieron aviso por cualquier medio a  las autoridades para que previamente el recinto fuese evacuado y aislado, con el fin de asestar un golpe de propaganda armada y las autoridades hubieren hecho caso omiso de esa alerta, el caso pudiera adquirir un tinte diferente.

Pero respecto a la explosión ocurrida en las inmediaciones de la estación Escuela Militar del metro de Santiago, no hay indicios de que haya existido aviso previo por parte de los autores y mucho menos que se inscriba en un proceso de rebelión impulsado bajo un diseño estratégico para ese fin.

Entonces, resulta muy extraño desde el punto de vista operativo. ¿Son estas bombas y bombazos una pataleta; la acción irracional de los denominados y autodenominados “grupos antisistémicos”?

Que nuestra sociedad está muy enferma se sabe desde hace mucho y de que es una sociedad patógena, que enferma a sus integrantes, también es otra verdad constatada. Entonces, ¿es posible que atentados tan irracionales como el del pasado lunes 8 de septiembre corresponda efectivamente a grupos anarquistas, como se pretende asentar?

Ciertamente es posible la existencia de grupos sin un nivel de desarrollo ideológico y que dotados solamente con algunas precarias nociones teóricas basadas en escasas nociones del anarquismo determinen líneas de acción como los bombazos. Pero también es posible, cuando el nivel político es bajo y la voluntad de acción se impone al análisis y planificación operativa, que grupos de tales características resulten digitados por parte de una entidad mucho más desarrollada, capacitada y especialmente entrenada, conducida por equipos de dirección que ejercen su función basados en una mayor visión estratégica y dotados de recursos casi ilimitados. Guardando las proporciones y diferencias obvias, Al Qaeda y el Estato Islámico son criaturas de las agencias de inteligencia imperialistas.

Es incluso digno de análisis que al menos tres de los “combatientes” anarquistas que operaron instalando cargas explosivas, resultaran dos mutilados y uno muerto. Se trató de personas que al parecer no dominaban el manejo de los  medios explosivos que manipularon. Lo que habla muy mal de quienes tomaron esas decisiones, porque enviaron a cumplir esas operaciones a personas no entrenadas para ellas. O los responsables de su logística tampoco resultaron dominadores de las capacidades fundamentales para manipular explosivos y elaborar los dispositivos utilizados. Pero cabe también otra variable: que los “accidentes” no hubiesen sido tales.

Por otra parte, también cabe la enorme posibilidad, de que todas, o parte de estas operaciones hayan sido directamente planificadas y ejecutadas por alguno, o algunos de los servicios de inteligencia que operan en el país, sin recurrir a grupos “antisistémicos” controlados.

Si los ejecutores de la acción del lunes 8 la planificaron y realizaron inspirados genuinamente en principios anarquistas, actuaron como enemigos del pueblo y la operación refleja un comportamiento colectivo patológico. Viene a ser otra secta que pone bombas, como podría quemar recien nacidos. Si fue personal de una agencia de la comunidad de inteligencia, es también reflejo de conductas patológicas, pues encarna una disposición perversa y retorcida para efectuar acciones criminales con el fin de imputárselas a otros. Si fue la manipulación de los primeros por los segundos, es la misma mostruosidad multiplicada por dos. Pero no sería de extrañar, porque los Estados y particularmente los Estados Policiacos, protectores del sistema económico, político y social en vigor, nunca han tenido pudor alguno en recurrir a los peores métodos para ejercer y asegurar su dominio, desde la quema de “brujas” hasta nuestros días.

El miedo fue  y es la base del terrorismo de estado, tanto del que aplicó la dictadura, como de la forma de imposición de las autoridades que la relevaron de la administración del sistema. Así lo demuestran las casi 50 ejecuciones por motivaciones políticas perpetradas desde el primer gobierno de la Concertación hasta ahora, entre las que figuran integrantes de organizaciones de inspiración revolucionaria, estudiantes, trabajadores, pobladores y comuneros mapuche, incluyendo un detenido desaparecido, José Huenante Huenante.

La ola de “bombazos” carece de una orientación tactico estratégica, observada desde la óptica revolucionaria. Por el contrario, sus efectos son altamente propicios para estigmatizar el uso de operaciones de propaganda armada y consecutivamente de acciones armadas por parte del pueblo. Todo acto de rebelión es y será desde ahora, más violentamente desacreditado por los medios decomunicación y tipificado como terrorista, restableciendo de este modo a plenitud, la lógica de la dictadura en todo su apogeo, para enfrentar el descontento y la lucha del pueblo. El escenario es plenamente favorable para endurecer el estado policiaco existente desde 1990. Cuya existencia a lo largo de 24 años hace difícil creer que los organismos de inteligencia no hayan advertido o conocido la existencia de estas amenazas. Cabe destacar que desde su instauración la “Oficina”, la “DISPI” y más recientemente la “ANI”, se dedicó a espiar a todos quienes combatieron con las armas a la dictadura, sin exclusión. Tempranamente operaron en torno y al interior de los nuevos reagrupamientos de aquellos militantes. En esto no estuvieron solos, como lo demostraron los descubrimientos acerca de operaciones de infiltración similares llevada a cabo por la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINE), las respectivas direcciones de la policía de Investigaciones y Carabineros.

¿Por qué ahora? Probablemente porque: 1) La “gobernabilidad” del sistema advierte su precariedad. Las bases económicas, con una posible reseción ad portas, el incremento de las demandas populares desde 2011 hasta ahora sumadas a las movilizaciones que las hicieron presente y la consolidación de la resistencia de las comunidades mapuche en sus territorios, podrían representar un escenario amenazador para la estabilidad de las normas establecidas que garantizan el completo imperio y usufructuo de los capitales nacionales y transnacionales a expensas de las riquezas del país y el despojo diario al 80% de sus habitantes. 2) Posiblemente se avecinan medidas profundamente impopulares por parte de las autoridades. 3) Frente a cualquiera de los escenarios anteriores o la suma de ellos, se requiere controlar y neutralizar una eventual ola de decontento popular, ante la cual se propicia la política de “cohesión social”, bajo la que operaría el principio de enfrentar unidos el miedo y legitimar la aplicación de niveles de represión mucho más elevados que los actuales.

Raúl Blanchet Muñoz

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



36.486 lecturas en total tienen las 18 columnas de Raúl Blanchet con 2.027 lecturas en promedio por columna
Columnas de Raúl Blanchet
2014-09-17
Bombas, bombazos y sistema criminal en una sociedad enferma
1295 lecturas

2014-09-01
Hasta nunca Joaquín Sabina
1227 lecturas

2014-08-06
Crónicas de un reportero y su grabadora
1036 lecturas

2014-01-30
El significado de la fuga de 1990
3324 lecturas

2014-01-24
Acerca del diferendo marítimo con Perú
1195 lecturas

2011-12-02
GOBIERNO EXPULSÓ A DESTERRADO PESE A SER AUTORIZADO A INGRESAR POR MINISTRO DE CORTE
1976 lecturas

2011-06-14
INVESTIGACIÓN SOBRE LA MUERTE DE SALVADOR ALLENDE
2131 lecturas

2011-05-21
Lo que hay tras el uso de gas lacrimógeno
1523 lecturas

2010-12-31
Crónica de combate para Humberto Vargas Calderón, ''Beto''
4001 lecturas

2010-11-01
Ofensiva contra el terrorismo
1605 lecturas

2010-07-24
Hasta siempre querido ''sovietincha''
1762 lecturas

2009-06-24
Ha partido el combatiente Manuel Leal González
3594 lecturas

2008-06-07
Listas paralelas, pactos y renuncias: El fantasma de la crisis política
1902 lecturas

2008-05-13
Estado de Derecho
1861 lecturas

2008-05-08
Aclaración a Lautaro Carmona sobre entrevista en revista Punto Final
2118 lecturas

2008-05-06
Colombia: Ola de asesinatos, ataques y hostigamiento contra dirigentes sindicales
1847 lecturas

2008-04-17
Dime con quién andas...
1782 lecturas

2008-03-18
Enemigo al acecho. Trabajadores amenazados por fallos de la Corte Suprema
2307 lecturas




Hay 20 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA