Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/g80cl/public_html/Connections/conexportal.php on line 9
Columna G80: Dauno T贸toro Taulis : El despertar de los cuervos
Columnas
2013-09-11
3060 lecturas

Dauno T贸toro Taulis
especial para G80

El despertar de los cuervos

Los testimonios que componen este nuevo libro de investigación periodística de Javier Rebolledo, “el despertar de los cuervos”, son crudos y desgarradores. No se podía esperar otra cosa cuando trata acerca de tortura, asesinato y desaparición de personas. Las descarnadas descripciones vienen a reforzar algo que ya está en marcha, que es innegable.

El valor de este libro radica, además de la franqueza de sus relatos, en otros aspectos menos difundidos y más negados. El carácter ilegal, criminal e inmoral de la orden de instruyó la existencia de la DINA, y así, la ilegitimidad, la criminalidad y la inmoralidad de su accionar, de su estructura de mando y subalternos, de sus misiones, de su misma existencia. Un aparato armado clandestino en su operatividad, amparado por el Estado y compuesto por militares, policías y civiles. Estos civiles pusieron a disposición de esta estructura y su funcionamiento, sus conocimientos profesionales, su plena disposición, y aceptaron de modo voluntario hacerse co-responsables del crimen.

Por respeto a los cuervos en tanto que aves, queremos informar a los lectores que desde el año 1962 existe un cuerpo de unidades de combate e inteligencia militar de los Estados Unidos que opera en el más estricto secreto y anonimato y que sólo son conocidos como Cuervos, o Ravens, y que de sus filas surgen –para integrarse al mundo de lo visible- los comandos especiales e instructores de instituciones legales tales como la CIA, las Special Forces, el Delta Force, los Navy SEALS y los Air Commandos.

Los Cuervos son parte de lo que se conoce en el mundo de las Operaciones Encubiertas como Proyecto 404 y su razón de ser, como se indica en el acta secreta de constitución, firmada por un tal Robert D. Kaplan, es “habitar la delgada línea de inconsistencias del pacto de Ginebra, con el fin de evadir las responsabilidades directas de nuestros mandos militares en el desarrollo de ciertas operaciones militares. Se requiere, para este fin”, indica el proyecto 404, “de un personal constituido exclusivamente por voluntarios de carácter especial, capaces de enquistarse en las debilidades y en las limitaciones del enemigo. Nuestros integrantes deben prepararse en una miríada de habilidades complejas y estar siempre dispuestos para operar bajo riesgo y presión en las cloacas del secreto”.

Poco y nada se sabe acerca de los Cuervos. Algunos testimonios recogidos durante la guerra de Vietnam indican que sus agentes utilizan una boina roja con una insignia en que se distingue una lámpara de Aladino atravesada por una daga cuya empuñadura tiene la forma de un cuervo con las alas extendidas. En este libro de Javier Rebolledo parecen hacer un par de apariciones, según los recuerdos de los sobrevivientes.

La tortura –protagonista de este libro- es, ha sido y muy probablemente seguirá siendo un método tan prohibido como utilizado por las policías para obtener información de los delincuentes, o de los ejércitos para conocer los planes de sus enemigos extranjeros. Así se violan los derechos ciudadanos y las convenciones internacionales. Pero cuando la tortura se convierte en una política de Estado para desarticular a las organizaciones sociales y civiles, cuando se transforma en una herramienta masiva de amedrentamiento, destinada a desincentivar la oposición y el pensamiento crítico, hablamos de Terrorismo de Estado. Y cuando la tortura sistemática como mecanismo ilegítimo del poder conduce a la desaparición y al asesinato, nos encontramos ante Crímenes de Lesa Humanidad.

La tortura y el terrorismo de Estado pueden ser chabacanos y desprolijos, pero de ningún modo son prácticas improvisadas. Para torturar no solo hay que aceptar o querer hacerlo, no solo hay que recibir la orden y cumplirla, sino que además se deben cursar prolongados períodos de aprendizaje, tanto teórico como práctico. Se debe asistir a la “escuela de tortura”. Entre otras cosas, eso era el Regimiento de Ingenieros Militares de Tejas Verdes. Como en toda escuela, hay profesores. Algunos con formación en el extranjero, en los más desarrollados centros de entrenamiento para la tortura, como aquellos que cursaron estudios en la escuela de las Américas. Otros, importados desde el extranjero para asesorar en terreno a los “mechones” de la escuela, como indica la presencia de oficiales de inteligencia de los Estados Unidos en Tejas Verdes y otros centros de detención. En cuanto a los alumnos, los había aventajados y limítrofes. Todos, sin embargo, contaban con la infraestructura, las becas, los instructores, las víctimas y los manuales. Estaban a su disposición.

Como es el caso del Manual Kubrak de Interrogatorio, elaborado por la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos y que, para su edición de 1963 –probablemente la que tenía el propio Manuel Contreras en su morral de estudiante mientras hizo sus cursos- indicaba en la primera página que “este manual permitirá a los pupilos obtener la información requerida de una persona o de personas en condiciones bajo el control del interrogador. Se hace hincapié en el hecho que, por la naturaleza de sus misiones, los interrogatorios para que preparamos a los estudiantes, debido a las condiciones de dureza en que se desempeñarán, muy probablemente se desarrollarán fuera del  marco de la legalidad. Por lo tanto, siempre será requisito que el interrogador obtenga la autorización comprobable de sus superiores cuando su labor involucre daño permanente al interrogado o cuando deban utilizarse métodos de convencimiento de carácter médico, químico o eléctrico”.

Lo que hay de fondo en este libro es LA ORDEN. “Toda orden consta de un impulso y de un aguijón”, dice Elías Canetti, Premio Nobel de Literatura, en su libro Masa y Poder. “El impulso obliga al receptor a ejecutarla de conformidad con su contenido; el aguijón se incrusta en aquel que ejecuta la orden y allí permanece, inalterable”.

Siguiendo la idea de Canetti, un disparo que mata a un ser aislado no deja tras de sí peligro alguno. La víctima ya no pude hacernos nada. Una orden que amenaza con la muerte pero que al final no mata, deja el recuerdo de la amenaza... Quien haya huido ante la a menaza seguramente se vengará... nunca dejan de vengarse cuando llega el momento y aquel que imparte la orden es consciente de ello: tendrá que hacer todo lo posible para impedir que la situación se invierta. Este miedo alcanza su mayor fuerza en los más encumbrados. Es en la fuente misma de la orden, en aquel que imparte órdenes, en aquel que las genera, donde termina manifestándose un cesarismo delirante.

“El soldado está siempre en un estado de consciente espera de órdenes. El momento crucial en la vida del soldado es aquel en que adopta la posición de ¡firmes! ante su superior. En estado de máxima tensión y receptividad se cuadra ante él y pronuncia - ¡a la orden!-.

“Quienes actúan bajo órdenes son capaces de perpetrar los actos más atroces. Cuando la fuente de la que emanan las órdenes se agota y se les obliga a volver la mirada sobre sus actos, ellos mismos no se reconocen... pero incluso este impulso esclarecedor carece de valor, pues se hace presente demasiado tarde y lo que ha ocurrido puede entonces volver a ocurrir, ya que en estas personas no alcanza a desarrollarse ninguna defensa contra nuevas situaciones idénticas a la antigua”.

Para Canetti, sea cual sea el ángulo desde la que se la contemple, la orden es el elemento aislado más peligroso de la convivencia humana. Hay que tener el valor de enfrentarse a ella y hacer tambalear su poderío. Hay que encontrar los medios y las vías para que el hombre mantenga su integridad frente a ella.

Libre es solamente el hombre que ha aprendido a eludir o a desobedecer órdenes...

Dauno Tótoro Taulis
Palabras en el lanzamiento del libro "El despertar de los cuervos" de CEIBO EDICIONES el sábado 31 de agosto del 2013 en el Club Providencia

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validaci髇) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



30.806 lecturas en total tienen las 10 columnas de Dauno T贸toro Taulis con 3.081 lecturas en promedio por columna
Columnas de Dauno T贸toro Taulis
2015-08-17
Hemos logrado instalar nuevas ideas en el mundo, a partir de nuestras propias experiencias
3128 lecturas

2015-07-23
De los viajes y los viajeros (Parte II de IV)
1664 lecturas

2015-07-09
Proyecto anillo de ciencia asociativa. La ciencia contra los dragones (Parte I de IV)
1606 lecturas

2014-12-22
Ayotzinapa y los ellos y los nadie. Acerca de la novela 鈥淏andidos鈥
1656 lecturas

2014-07-29
Pr贸logo a la edici贸n chilena de GAZA (Seguimos siendo humanos) de Vittorio Arrigoni
2730 lecturas

2013-09-14
Presentaci贸n de 鈥淎llende: Yo no me rendir茅鈥
2972 lecturas

2013-09-11
El despertar de los cuervos
3061 lecturas

2013-05-14
Presentaci贸n del libro 鈥淟a Breve Vida de Jos茅 Huenante鈥 de Nicol谩s Binder
2256 lecturas

2011-11-01
Los intransigentes (La Palabra y la Acci贸n)
3891 lecturas

2008-07-15
Mar铆a M煤sica y el H2O
7842 lecturas




Hay 16 usuarios visitando www.generacion80.cl

騦timas Columnas
Vengo de un pueblo peque帽o... que se llama Til Til por V贸lker Guti茅rrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis econ贸mica, social y pol铆tica por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Juli谩n Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por 脕ngel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACI脫N EN FUSI脫N NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 A脩OS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACI脫N DEL F脥SICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA