Columnas
2013-04-04
2187 lecturas

Angel Saldomando
especial para G80

Contradicciones en torno a Bachelet: expectativas y realidades

En Chile no había existido en los últimos tiempos, una figura política que como Bachelet tuviera tanta centralidad política, concentrara de manera tan amplia un potencial de apoyo, ilusiones y también críticas muy  consistentes. Ambas posiciones son parte de la realidad. Los que manifiestan apoyo generalmente no asumen la dimensión que tienen los cuestionamientos y quienes los formulan no logran explicar por qué las ilusiones se mantienen. En los políticos profesionales es comprensible la actitud unilateral, se apoya o se critica. En los analistas e investigadores sin embargo el fenómeno se reproduce, allí donde deberían esperarse razonamientos que ofrezcan una lectura compleja y más comprensiva de la realidad. Pues si el pronóstico se confirma habrá gobierno de Bachelet y el choque de apoyos, ilusiones y criticas planteará la necesidad de encontrar una formulación política que puede ser una superación o también un naufragio frente a esta contradicción. Por ahora esto es una incógnita. El riesgo sin embargo también es real.

Haya o no gobierno de Bachelet, después de todo un 42% no manifestó preferencia en la última encuesta y la tasa de abstención es una variable desconocida,  los temas están planteados por un nuevo disenso critico pero ello no logra cristalizar en una candidatura capaz de ganarle a Bachelet.

El dilema puede parecer insoluble para los críticos, que en caso de elección de Bachelet ratificaría el triunfo de las ilusiones que cuestionan y que no lograrán integrar en el análisis. Pero los que triunfen tendrán esta vez un ejercicio mucha más difícil frente a las esperanzas suscitadas. Todo ello es parte de un nuevo ciclo político del que Bachelet, nos guste o no, también hace parte y eso también hay que asumirlo.

Expectativas y Realidades

Pese a todos los flancos de crítica abiertos contra el modelo: constitución, descrédito de los partidos e instituciones, modelo económico, derechos e igualdad, educación, descentralización, la subjetividad mayoritaria no la asume completamente. Al menos en términos de alternativas políticas. Las razones son múltiples y conocidas, desde el pasado dictatorial hasta el papel conservador de la concertación, pero desembocan en una interrogante ¿Por qué si el descrédito del sistema político heredado de la dictadura es tan grande y la abstención en las municipales fue masiva, la agenda crítica no se encarna en una alternativa con posibilidades pese a los sucesivos ensayos?

Y en este caso el sistema electoral binominal no juega como restricción absoluta, dado que un desplazamiento masivo hacia otra alternativa política pondría en segunda vuelta a Bachelet con una candidatura crítica  y no de derecha, si esto ocurriera el sistema se conmocionaría desde adentro pero no ocurre.

Ello permite elaborar una hipótesis: las expectativas mayoritarias se orientan a obtener mejoras de la situación general pero a un bajo costo y ello lleva a consumir el último cartucho que les queda dentro de lo que hay, es decir Bachelet. En este esquema los movimientos sociales, surgidos en los últimos años, alimentan las expectativas pero no alcanzan para producir el relevo pero si pueden contagiar seriamente la agenda política. Y eso parece ser lo que está ocurriendo.

Esto abre la reflexión a un tipo de posicionamiento más flexible, supone comprender que las expectativas deben ir hasta el final aunque se debata de ellas, mientras que lo importante es reforzar la capacidad de injerencia de los movimientos sociales en las cuestiones más estratégicas.

En este sentido Bachelet representa, fuera del paréntesis de la derecha en el gobierno como expresión más orgánica del modelo, la reserva de gestión política de este. Y ello hace parte justamente del nuevo ciclo político en que la gestión del modelo debe no sólo administrar las presiones continuistas animadas por las estructura de poder vieja y nueva que las sostienen. Esta vez debe responder a las nuevas demandas y expectativas de cambios que han salido a la superficie. Quizá este gobierno de Bachelet, si gana, sea el inicio de la transición real. Esa en la que se esperaba cuestionar realmente el modelo heredado y no solamente administrarlo.

Quizá aquí  se visualice que si bien en tiempos de elecciones el proceso político se concentra en quién estará en la presidencia, ahora esto se acompaña de la exigencia de cómo se pasa del inmovilismo del modelo a una dinámica de cambio que responda a las expectativas.

La visión clásica y la única que se ha experimentado realmente en el país, ha sido que se debe ganar las elecciones, contar con un programa, una representación política acorde y con movimientos sociales de apoyo. Y esto también hace parte del ciclo político en que las expectativas deben verificar si Bachelet es capaz de hacerlo.

Quienes disparan contra ella tienen buenas razones y un conjunto de propuestas pero les falta el resto. En ese contexto las críticas a la imagen ilusionista y salvadora de Bachelet aparecen como la contra cara de una desesperada invocación de un liderazgo, que no aparece, que por fin encarne sus propuestas.

Por ello no hay que dramatizar la posible llegada de Bachelet al gobierno. Si ello ocurre es una etapa entre el viejo y el nuevo ciclo político que abre la oportunidad de esa verificación a escala del país. Una etapa en que también hay que verificar otras cosas. El cambio cultural real que se ha operado, la disponibilidad social para avanzar más, la recomposición de la acción colectiva y la capacidad de reconstrucción de un proyecto político más allá de las críticas al modelo que no es lo mismo.

La respuesta a la interrogante de como instalar una dinámica de cambio es en las condiciones actuales es más hibrida y compleja que las conocidas. Es necesaria y urgente, pero sus tiempos, sus actores y sus contenidos implican una articulación y desplazamientos internos en la política que si bien hacen parte de esta coyuntura electoral, (¿habrá al menos una minoría crítica expresada electoralmente? ¿O alguien cree que saldrá un conejo del sombrero?); no es posible esperar que se resuelvan todos en ella. La elaboración política de las reivindicaciones acumuladas así como la centralidad que logren los movimientos es por ahora el único antídoto al continuismo a secas y el único catalizador del ciclo político en marcha, sea quien sea que esté en el gobierno.

Angel Saldomando

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validaciůn) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



186.830 lecturas en total tienen las 77 columnas de Angel Saldomando con 2.426 lecturas en promedio por columna
Columnas de Angel Saldomando
2017-08-10
Venezuela: crisis para todo uso
3774 lecturas

2017-08-09
Crisis DC: el partido fiorentino
3482 lecturas

2017-08-01
Aires Irrespirables
2960 lecturas

2016-06-20
Un debate en curso: Sobre la Constituyente
2274 lecturas

2016-05-12
Chiloé: metástasis de un modelo agotado
2422 lecturas

2016-05-09
De Aysén a Chiloé
2414 lecturas

2016-01-21
La licuadora
2641 lecturas

2015-10-07
Revelaciones tardias
2366 lecturas

2015-08-05
La guerra de los diagnósticos
1537 lecturas

2015-07-06
Sísifo se cansó
2638 lecturas

2015-04-21
Chile estrena: las instituciones bikini
2727 lecturas

2015-04-08
La casta en su laberinto
2797 lecturas

2015-03-05
Tocar el fondo
2723 lecturas

2015-01-24
Gobiernos progresistas: el vaso ¬Ņmedio lleno o medio vac√≠o?
2640 lecturas

2014-12-15
El pais de la elite
2708 lecturas

2014-09-30
Catastrofismos y pesimismos
3714 lecturas

2014-09-11
La alianza publico privada. La burbuja de la elite
2720 lecturas

2014-04-17
Cuando se quema la realidad
2448 lecturas

2014-03-20
El zorro en el gallinero
1916 lecturas

2014-03-19
Nuevas Mayorias ¬ŅUsura o Renovaci√≥n?
2038 lecturas

2014-03-12
Echeverria en el país de nunca más
1838 lecturas

2013-12-17
La vitrina y la realidad
1972 lecturas

2013-11-12
Dilemas electorales y después
1761 lecturas

2013-10-31
Las cartas sobre la mesa: programas y política
1872 lecturas

2013-09-10
Allende se invita a las elecciones
1757 lecturas

2013-09-07
¬ŅHacerse cargo del golpe o de la historia?
1722 lecturas

2013-07-28
De las primarias a las ultimarias
1846 lecturas

2013-07-09
La fractura
2094 lecturas

2013-05-28
Un debate necesario: sobre elecciones y perspectivas
2024 lecturas

2013-04-04
Contradicciones en torno a Bachelet: expectativas y realidades
2188 lecturas

2013-03-13
La hoja de ruta con o sin Bachelet
2091 lecturas

2012-12-19
De vida o muerte. Lucro Lacra Liviandad
2168 lecturas

2012-12-06
Fronteras externas e internas
2325 lecturas

2012-10-08
Venezuela en la mira
2022 lecturas

2012-10-03
El país entrampado
2166 lecturas

2012-09-24
El fondo de la cacerola. Malestar y cambio en la sociedad
2085 lecturas

2012-09-02
La fiebre o el termómetro. El debate sobre la encuesta Casen y la pobreza
2239 lecturas

2012-07-22
La lección paraguaya
2201 lecturas

2012-06-21
La espada de Damocles
2146 lecturas

2012-05-31
Rebelión en la granja
2193 lecturas

2012-04-16
La descentralizaci√≥n: ¬ŅTrampa o refundaci√≥n?
2429 lecturas

2012-03-22
Las regiones de la discordia
2250 lecturas

2012-03-15
Mirando al Sur
2196 lecturas

2012-03-07
La ceguera del poder
2284 lecturas

2012-02-26
La medida del poder o el poder de la medida
2273 lecturas

2012-02-25
Ays√©n II ¬ŅLo posible de lo imposible?
2684 lecturas

2012-02-23
Aysén o el otro país
2495 lecturas

2011-09-10
Los dilemas del movimiento social
2653 lecturas

2011-08-17
¬ŅY ahora qu√©?
2376 lecturas

2011-07-29
Legitimidad y refundación
2493 lecturas

2011-07-19
Primer round post concertación
2459 lecturas

2011-07-01
Grecia al matadero
2985 lecturas

2011-06-16
El enrarecido clima político
2491 lecturas

2011-06-08
Tendencias en la izquierda latinoamericana el amigo brasilero
2704 lecturas

2011-06-02
América Latina: La exigencia de más y mejor democracia
2408 lecturas

2011-05-07
La hora de la igualdad
2538 lecturas

2011-03-14
Un nuevo parte aguas
2455 lecturas

2011-03-11
Libia: Sacudida Mundial
2697 lecturas

2011-02-25
La Economía Política de los Mínimos
3118 lecturas

2011-02-01
El incendio se extiende a Egipto
2539 lecturas

2011-01-19
T√ļnez no est√° lejos
2538 lecturas

2010-12-14
Las dos caras de la moneda
2696 lecturas

2010-11-10
¡Alto trabajos en la vía política!
2194 lecturas

2010-10-29
Muertes Políticas
2295 lecturas

2010-10-20
Agitación en Francia
2417 lecturas

2010-10-13
Profundidades
2194 lecturas

2010-10-07
Paracaídas sin Correa
2498 lecturas

2010-09-01
El bicentenario y la copia feliz del edén
2263 lecturas

2010-05-27
¬ŅUn Nuevo Comienzo Post Concertacionista?
2541 lecturas

2010-05-15
La deuda olímpica
2561 lecturas

2010-05-11
Crisis de Honduras: segundo round
2601 lecturas

2010-05-07
El Olimpo en bancarrota
2799 lecturas

2010-05-04
Estado de cat√°strofe
2546 lecturas

2010-03-12
El destape
2456 lecturas

2010-03-01
Chile a prueba
2907 lecturas

2010-01-23
Que 20 a√Īos no es nada
2556 lecturas

2010-01-10
Elecciones en Chile: ¬ŅFin de reino?
2592 lecturas




Hay 29 usuarios visitando www.generacion80.cl

Últimas Columnas
Vengo de un pueblo peque√Īo... que se llama Til Til por V√≥lker Guti√©rrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Juli√°n Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por √Āngel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACI√ďN EN FUSI√ďN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 A√ĎOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACI√ďN DEL F√ćSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA