Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/g80cl/public_html/Connections/conexportal.php on line 9
Columna G80: Hernán Montecinos : Psicología, sociología y propaganda, agentes ideológicos por excelencia
Columnas
2011-03-02
1914 lecturas

Hernán Montecinos
especial para G80

Psicología, sociología y propaganda, agentes ideológicos por excelencia

NOTA.- Ese bodrio llamado "Festival de Viña del Mar", me motivó a reflexionar el presente artículo

En el pasado, entre otros,  la religión, la escuela y el Estado constituyeron los agentes ideológicos por excelencia. Sin embargo, hoy han surgido nuevos agentes  que han resultado ser mucho más efectivos y eficaces para el preservamiento del actual status ideológico que se muestra predominante en el mundo. Son los comunicadores sociales, los sociólogos, los psicólogos, especialistas de la propaganda, etc.

Se ha tenido en cuenta que las representaciones que se concluyan para una realidad dada (ideología) necesitan, a su vez, ser transmitidas en la sociedad sobre la cual se actúa. Es en este marco, por tanto, que estos nuevos agentes pasan a tener un papel determinante en el mantenimiento de las condiciones que permiten reproducir la actual ideología imperante (neoliberalismo)

Sin embargo, hay que tener a la vista, que  tanto la propaganda como la ideología, aún antes de existir y de conocerse en sus términos actuales, atraía la atención también a los que en épocas pasadas podríamos calificar de políticos. Por lo mismo, tanto la ideología como los problemas del arte propagandístico, empezaron a discutirse en las doctrinas y en la teoría política desde mucho antes en que éstas se conocieran como tales.

En este sentido, la literatura moderna vincula sus orígenes, por lo común, al nombre de Nicolás Maquiavelo. Está claro que muchos pensadores destacados de épocas pasadas, comenzando por el mismo Platón, escribieron mucho antes sobre esa actividad política que se llama actualmente "propaganda". Pero no se puede dejar de reconocer el por qué Maquiavelo y sus obras atraen una atención especial de los historiadores y teóricos, en especial, para la explicación de la propaganda burguesa.

En efecto, ha sido Maquiavelo, precisamente, quien ha dado al objetivo y las funciones de la propaganda política una interpretación particularmente afín a la teoría burguesa moderna. Se trata, ante todo, de la idea de que sólo el Estado y el poder político constituyen un supremo valor independiente, mientras que el "súbdito" sigue siendo "objeto de manipulaciones". Pero resulta evidente que, en su línea más gruesa,  Maquiavelo no pudo aplicar ni la ideología ni la ciencia de la psicología, por la simple razón que éstas en tal periodo aún no habían madurado o bien se desconocían como tales. Hoy, en cambio, en el pensamiento social de nuestra época, se presta una atención cada vez mayor a la psicología, la sociología y la propaganda debido, precisamente, a las posibilidades que pueden ofrecer estas ciencias en la esfera de la manipulación de masas.

P. Linebarger apunta muy bien al meollo que se encuentra contenido en este asunto, cuando escribe: "La propaganda puede ser un arma eficaz de la guerra psicológica, científica por su espíritu, y convertida en un arte si se formulan claramente sus premisas, se definen sus misiones, están siempre preparados sus instrumentos y se controla aunque, sea en parte, sobre la base de los métodos científicos, la realización de operaciones propagandísticas" (Psychological Warfare).

También N. Choukas, en su libro Propaganda Comes of Age, señala que si al individuo se le bombardea constantemente con ideas propagandísticas, se aísla tarde o temprano de la realidad. Se destruyen unos tras otros sus nexos con el mundo real, mientras que el propagandista le proporciona paulatinamente todos los consejos que satisfacen la curiosidad del individuo… “De este modo, cualquier iniciativa desaparece y el horizonte mental del individuo se estabiliza. Todo lo individual se congela y se hace estático. Y por muy grande que sea el poder del individuo, éste cae por completo bajo la influencia del propagandista”.

Sin embargo, el grito de alarma sobre la utilización de la psicología de masas con efectos funestos lo ha expresado R. Wüst en su libro, La guerre psychologique. El punto central de este libro es una profunda preocupación por la humanidad que no ha comprendido aún —y parece aún no comprenderlo — el horrible peligro que deriva de la posibilidad de éste y otro tipo de experimentos:  "La forma termonuclear de guerra es conocida por todos y provoca indignación universal.. .El arma psicológica es mucho más secreta... No ha provocado aún ninguna indignación pública ni apelación a la conciencia universal.. .Pero, ¿no es terrible un arma que permite a un Estado moderno mecanizar los espíritus, imponer desde la infancia su dominación y obligar a cada uno a actuar sin pensar?".

No se puede considerar arbitraria esta analogía puesto que, en los dos casos, se trata de una deformación monstruosa del progreso. Las conquistas de la ciencia y de la razón parecen unirse en el tiempo actual para volverse  contra el propio género humano.

A su vez, dentro del campo de la comunicación social se utilizan una serie de estímulos neurotizantes, llegando al punto en que estos estímulos causan angustias y tensiones que tienden a modificar el grado de atención del individuo, siendo aprovechados por el propagandista para transmitir mensajes y valores, muchos de los cuales sólo tienen la finalidad de incentivar el consumo, de crear necesidades muchas de ellas prescindibles y superfluas. Y bien sabemos, que cuando las necesidades se estimulan a un grado extremo y el receptor no tiene los medios para satisfacerlas, no sólo viene la frustración, sino que muchas veces viene acompañada por una acción que tiene por finalidad romper el punto de tensión entre ambos polos.

Por ello, la estructuración de la propaganda sobre una base científica no se entiende en nuestros días sólo como la determinación de su lugar en el campo de la política y la elaboración de su contenido ideológico, sino que su aplicación comprende a muy variados campos. En tal línea, la propaganda mide el curso que tendrán los gustos así como también la actividad empresarial y comercial diaria, entre otros.

Pero tanto en uno como en otro campo, las concepciones que dominan entre los especialistas de la teoría y la práctica de la propaganda actual, se reducen a que la tarea del propagandista consiste en influenciar no sólo en el intelecto, sino más todavía en las emociones del hombre. Semejante enfoque significa que el influjo ideológico se suplanta, en esencia, por el psicológico. De ahí, sin duda, el crecimiento del papel que desempeñan los psicólogos en la propaganda.

En este aspecto, una forma peculiar de intervención en el proceso de percepción por el hombre de la realidad circundante consiste en distintos procedimientos de distracción respecto de la información capaz de conducir a la gente a las ideas, opiniones y conclusiones no deseables desde el punto de vista del propagandista. Se trata, en esencia, de los intentos organizados de matar el propio interés de la gente por los problemas reales de la vida social que tienen importancia vital para ellos.

Sobre esto, es sabido que en la Roma Antigua había sido ya formulado y aplicado la fórmula del "pan y circo" que facilitaba al pueblo el olvido de sus necesidades más vitales, así como desviaba su atención sobre los asuntos políticos Tal intención, lejos de haber decaído ha cobrado un auge en la sociedad moderna actual. Así, la prensa, la literatura, el cine, la radio y la televisión, tratan de atraer la atención de las grandes masas trabajadoras hacia el sexo, el deporte, la vida íntima de nuevos ídolos (estrellas de cine, futbolistas, cantantes, princesas, etc.), promovidos artificialmente por la máquina propagandística al proscenio de la vida social. Las novedades de la música ligera, los nuevos automóviles y distintos escenarios de placeres se convierten a veces en psicosis de masas llegando a constituir uno de los rasgos típicos del modo de vida y la cultura de la vida actual.

En la literatura sociológica burguesa se intenta presentar todo eso como un engendro inevitable que actúa sobre la vida social y la cultura. Varios autores tratan incluso de probar que ésta es una evolución sana, una reacción defensiva del hombre ante las sobrecargas emocionales propias del modo de vida existente en la sociedad de masas e industrial.

Pero, cualquiera sea el juicio, lo cierto es que uno de los rasgos típicos de la propaganda moderna, es el intento de utilizar la ciencia para elaborar los métodos y procedimientos más eficientes de influencia propagandística. Uno de los medios importantes para el cumplimiento de esta tarea ha sido descubierto en la psicología, con sus búsquedas de métodos necesarios para ejercer una influencia profundizada en el hombre, influencia que sea capaz de prescindir de la razón o vencer a la misma.

Por eso, sería erróneo subestimar el peligro real que encierra  el objetivo de profundizar la  debilidad ideológica que se vive hoy, con el perfeccionamiento de los métodos de moldeo espiritual de las masas. Hay que tener en consideración que esta actividad no descansa sólo en premisas teóricas falsas. Tiene por base también, los cálculos reales de la falta de información, de  cultura insuficiente, de los prejuicios y debilidades humanas y de la sugestión que todo ello motiva y que trata de utilizar con habilidad científica el propagandista.

Tiene por base, asimismo, el análisis y la síntesis de la enorme experiencia secular de engaño de los hombres acumulados por la burguesía y sus predecesoras: las clases explotadoras de las épocas pasadas. Tiene por base, en fin, un gran trabajo de miles y miles de hombres, en muchos casos muy capaces y hábiles, que se dedican profesionalmente a la propaganda y que tienen una gran experiencia y una sólida preparación.

De otra parte, el empobrecimiento del pensamiento sociopolítico de la burguesía moderna se disfraza a menudo con la introducción de "métodos científicos" y la acentuación del principio aplicado en la ciencia social. Por ello, es común ver como la sociología abandona los problemas básicos de la vida social para dedicarse a la investigación de problemas que distan mucho de ser las tareas fundamentales de reestructuración social. En dicho ámbito, ha sido muy característica la evolución del pensamiento social burgués, Comenzando por una aguda crítica social y la argumentación de las transformaciones revolucionarias, han terminado por caer en una defensa cerrada de las posturas políticas y culturales de un liberalismo a ultranza.

Después de la victoria de las revoluciones democrático-burguesas, en la sociología moderna empezó a predominar un peculiar reformismo, la confección de programas de reformas que pudiesen "perfeccionar" el régimen existente y conducir al triunfo de dichos ideales. En la sociología actual se ha difundido ampliamente la apología abierta de la política reaccionaria, intentando ayudar al Estado capitalista a gobernar la sociedad. Caracterizando estos cambios el sociólogo estadounidense W. Mills escribió: "...La sociología ha perdido su carácter reformador; su tendencia a considerar problemas fragmentarios y causas aisladas, ha condicionado el viraje conservador hacia su utilización por las corporaciones, el ejército y el Estado".

Así, los ideólogos de hoy no sólo tratan de aligerar al régimen capitalista de las culpas por sus vicios sociales, sino que también, buscan argumentos para explicar el viraje a la reacción política, adscribiendo sin limitaciones al sistema imperante. En este terreno, las ideas y teorías de la burguesía, en vez de ayudar a conocer la realidad y expresar las tareas acuciantes del desarrollo social, sirven cada vez más a la defensa y a la argumentación de los regímenes e instituciones caducos, que impiden el progreso social.

En la filosofía esto halla su expresión en que, no obstante el carácter sumamente abigarrado de sus corrientes y escuelas, uno de los lugares dominantes lo han ocupado, firmemente, distintas variantes del idealismo y el irracionalismo, desde las más refinadas, que exhiben un ropaje científico, hasta las religiosas y francamente místicas.

En un plano semejante, el género novelístico también nos presenta obras monumentales que apuntan con acierto a los fundamentales problemas que se encuentra viviendo la sociedad actual. La literatura utópica ha destacado en este sentido con obras magistrales. Así, por ejemplo, entre tantas otras, el  año 1949, Orwell en su libro “1984” se lanzó a imaginar con humor irónico y hasta sarcástico lo que 35 años más tarde, en un mundo totalmente socializado y tecnificado podría ser la ciudad de Londres y la misma Inglaterra. En un supuesto lugar llamado "Ingsoc", sus habitantes han llegado a perder, en cuanto a personas, toda libertad y toda autonomía encontrándose sus vidas íntegramente ordenadas al interés del poder.

En la novela, lo que importa al poder es el control técnico de las conductas individuales. El mensaje queda explícito Cuando O’Brien, uno de los dominadores, le dice en forma elocuente al personaje central de la novela, Winston Smith: "A la vida la dominamos nosotros, Winston, en todos sus aspectos. Se deja Ud. llevar por la idea de que existe la llamada naturaleza humana, la cual cree Ud. acabará por reaccionar contra nosotros al ser vulnerada en sus leyes. Pero, la naturaleza humana la creamos nosotros. El hombre es un ser infinitamente maleable. Si Ud. cree ser un hombre, Winston, considérese como el último ejemplar de esa especie. A esa especie la hemos sucedido nosotros".

Con estas palabras O’Brien ha llegado al fondo mismo de la cuestión. Es un terrible aserto, por cierto, si pensamos que ya no se trata de una jactancia de O’Brien, o de un capricho expresivo de Orwell como autor del personaje de la novela. Porque,... ¿cuántos  Winston Smith existen en nuestra actual época?... Una pregunta digna de reflexionar en profundidad, sobre todo en nuestros días cuando nos encontramos en mejores condiciones para comprender más claramente el significado de esta representación.

En efecto, transformado anímicamente por las técnicas de manipulación, Winston Smith, en esencia el postrer sediento de libertad y autonomía, el último espíritu rebelde de Inglaterra, llega finalmente a doblegarse y, más que eso, llega a convertirse en un entusiasta y fervoroso defensor del estado de domesticación y subordinación que le ha impuesto la sociedad de Ingsoc, contra la cual denodadamente en el tiempo más reciente luchaba.

¿Cuántos personajes similares a Winston Smith existen en nuestro país? Una pregunta interesante que los lectores tendrán que llevarse como tarea para la casa.

Hernán Montecinos

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



137.930 lecturas en total tienen las 66 columnas de Hernán Montecinos con 2.090 lecturas en promedio por columna
Columnas de Hernán Montecinos
2012-12-18
Santa Claus…. Un plagio al servicio de los negocios
1144 lecturas

2012-11-26
Mi fastidio por la Teletón
1749 lecturas

2012-10-25
Mis razones para no votar el próximo domingo en las elecciones
1431 lecturas

2012-10-24
¡Disparen contra Eloísa! Parece ser la consigna
1160 lecturas

2012-06-22
Recado a la compañera Camila Vallejos
1570 lecturas

2011-10-11
Los verdaderos encapuchados (Los de de cuello y corbata)
1541 lecturas

2011-08-09
Reflexiones en torno a un ensayo ¿Para qué escribir? ¿Por qué escribir?
1580 lecturas

2011-07-26
La ''Roja de Chile''. Entre afectos y desafectos
1596 lecturas

2011-07-08
Chile: cambios en la educación, ¿revolución o reforma?
1763 lecturas

2011-07-02
Breve historia del DERECHO
1696 lecturas

2011-06-13
Querella de la CUT: Una acción necesaria para aclarar un bochornoso embrollo
1477 lecturas

2011-06-06
A propósito de Hidroaysén... Derechos humanos de tercera generación
1904 lecturas

2011-05-07
La Tauromaquia ¿Arte, cultura o deporte? ¿O barbarie?
1933 lecturas

2011-03-11
Un millonario sillón para el Sr. ministro de la pobreza
1705 lecturas

2011-03-05
Mi replica a ''Hollywood más allá de la farándula'' de Arturo Alejandro Muñoz
1885 lecturas

2011-03-02
Psicología, sociología y propaganda, agentes ideológicos por excelencia
1915 lecturas

2011-02-16
Comunistas se autoconvocan en Valparaíso
1875 lecturas

2010-12-08
Mi derecho a réplica... Por un sano y necesario debate ideológico
1655 lecturas

2010-12-07
Magia, ocultismo y sectas
2123 lecturas

2010-11-23
Itzhak Perlman y su deuda con Chile
1498 lecturas

2010-11-16
El mito de la izquierda en Chile
1713 lecturas

2010-11-09
Dirigentes, mercachifles, jugadores y pelotas
1556 lecturas

2010-10-29
¿Libertad de ser o libertad de tener?
1510 lecturas

2010-06-30
La otra cara del mundial de fútbol
1644 lecturas

2010-05-23
Nietzsche-Heidegger... Actualización de una controversia
2020 lecturas

2010-05-13
Algunas consideraciones sobre una entrevista a Omar Cid, escritor y candidato a la dirección de la SECH
2243 lecturas

2010-04-21
Huelgas de hambre, medios de comunicación, Internet y los imbéciles que posan de ''izquierda progre''
2444 lecturas

2010-03-31
Violación de los derechos humanos en Cuba, una estrategia ideológica promovida desde el Departamento de Estado norteamericano
3430 lecturas

2010-01-15
Respuesta a mis amigos comunistas que con las más buenas intenciones me han presionado desde todas partes
2386 lecturas

2010-01-12
En defensa del voto nulo. Mi respuesta a la carta de Carmen María Swinburn y Malucha Pinto
2683 lecturas

2009-12-02
Razones para que los comunistas no votemos en segunda vuelta por el candidato de la Concertación Eduardo Frei
2258 lecturas

2009-08-31
Aventuras y desventuras de la producción cinematográfica
2300 lecturas

2009-08-06
El sabor amargo de un trago bebido en un cocktail de la SECH
2065 lecturas

2009-07-31
A Sebastián Piñera... Dudas y preguntas sobre su controvertida personalidad
2069 lecturas

2009-06-26
Periodistas chilenos dejan mal parado a nuestro país haciendo el ridículo ante la prensa internacional
2171 lecturas

2009-06-18
Recado a la Sra. Luisa Duran, al Capitán Planeta, y al fome de Eduardo Frei
1966 lecturas

2009-06-11
La confusión del lenguaje… ''Una necesaria aclaración''
2094 lecturas

2009-04-09
¿Qué hacer con el inefable senador Camilo Escalona?
2032 lecturas

2009-03-18
Reivindicando a Nietzsche (II) … ''La política''
2141 lecturas

2009-03-10
Sobre la Sociedad de Escritores de Chile (SECH), Reynaldo Lacámara, su presidente, y otros asuntos derivados
2564 lecturas

2009-02-17
¿LAS 100 MEJORES PELÍCULAS IBEROAMERICANAS DE TODOS LOS TIEMPOS?
2824 lecturas

2009-01-07
Mi crítica a la película chilena ''Tony Manero''
2583 lecturas

2008-12-24
La Navidad… Entre Santa Claus y los negocios. ¿Què es lo que estamos celebrando?
2045 lecturas

2008-12-09
Derechos Humanos en el nuevo contexto
2160 lecturas

2008-11-26
''El Capital, Carlos Marx, Resumen del Tomo I'', de Alejandro Yañez Betancourt
2872 lecturas

2008-11-04
Reflexiones e ideas, en torno a la reciente farsa electoral en Chile
2070 lecturas

2008-10-15
¿Qué hacer en las próximas elecciones?
2030 lecturas

2008-10-10
''Buscando a Allende'' ¿Cultura o negocio?
2077 lecturas

2008-09-30
La democracia agoniza voto a voto
2455 lecturas

2008-08-13
Venezuela pasa a ocupar el 3° lugar entre los países con mayores reservas de petróleo en el mundo
2009 lecturas

2008-07-22
Filosofía en torno al 'Jarrón de Agua'
2261 lecturas

2008-06-30
Mi crítica al pacto electoral por omisión
2119 lecturas

2008-06-03
“LA DEMOCRACIA”, con mayúscula
2178 lecturas

2008-05-21
'Network, un mundo implacable'
2247 lecturas

2008-04-18
La Ministra destituida… ¡Y se veía venir!
2149 lecturas

2008-04-09
Entre el terrorismo bueno y el terrorismo malo
2246 lecturas

2008-03-09
Mi particular homenaje en el día de la mujer
2244 lecturas

2008-02-25
La burbuja de Joan Manuel Serrat, Fito Páez y Joaquín Sabina
2364 lecturas

2008-02-07
Se corre riesgo económico al entonar La Internacional
2268 lecturas

2007-12-24
Entre la Teletón y la Navidad ¿Dondé está la diferencia?
2373 lecturas

2007-12-04
¿Victoria pírrica de la opción por el NO?
2180 lecturas

2007-11-27
Mi fastidio por la Teleton (II)
2532 lecturas

2007-11-12
Cumbre Iberoamericana: Punto final para una diplomacia hipócrita
2298 lecturas

2007-11-08
Aproximaciones entre el pensamiento de Marx y Nietzsche
3662 lecturas

2007-11-02
¿Femicidio político?
2520 lecturas

2006-11-29
Fastidio por la Teletón
2675 lecturas




Hay 19 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA