Columnas
2010-10-29
2102 lecturas

Angel Saldomando
especial para G80

Muertes Políticas

El fallecimiento de personajes con trascendencia política hace que las lecturas políticas del acontecimiento sean predominantes. La muerte de Néstor Kirchner tiene esa dimensión casi única. Sin embargo también es reveladora de la relación entre el gobierno y la sociedad entre los liderazgos, sus seguidores y sus opositores. La Argentina nos exhibe esto en toda su complejidad y su dramatismo.

El peso del personaje

Hay personajes políticos que desaparecen en el momento critico de su accionar. La trayectoria que se interrumpe altera expectativas, planes, lealtades, abren un proceso de redefiniciones y de interrogantes sobre el futuro. Es el caso de Kirchner. Hay otros casos en que los personajes políticos se eclipsan cuando ya han cumplido su ciclo, incluso aun estando en funciones. Un caso es el de Gaulle en Francia, referencia histórica, ya retirado y con su ciclo político terminado. Otro es el de propio Perón, figura mítica en la Argentina, fundador del partido justicialista al que pertenecía Kirchner. Cuando fallece estaba en la presidencia pero políticamente era un fantasma. Su ciclo político estaba agotado.

Kircher era una personalidad política con un peso construido por las circunstancias y por la voluntad. Intendente y luego gobernador de su provincia natal de Santa Cruz, su carrera política era regional y marginal. Llego a la presidencia en 2003 en el peor momento de la Argentina desde la dictadura militar que finalizó en 1983 y en la peor crisis del justicialismo su partido, mas conocido como peronista.

Fue candidato a la presidencia en las elecciones del 2003 luego de la caída de la Rua en 2001, y después del paso efímero de cinco presidentes de transición nombrados por el congreso y la llamada de elecciones anticipadas por el último de ellos Duhalde. Jefe del partido en Buenos Aires, ex ministro de Carlos Menem y personaje clave del aparato peronista.

Néstor Kirchner fue el candidato de las circunstancias de crisis. Venia de una provincia lejana, alejada del epicentro del conflicto en la capital, con una imagen de honesto y buen administrador. El peronismo estaba descompuesto y archi dividido después de los dos periodos siniestros de Menem, la caída del gobierno radical y cinco presidentes de transición peronistas todos, caudillos locales pero sin estatura nacional.

La sociedad argentina habia explotado frente a la crisis financiera, tenía destruida la moneda nacional, la pobreza era galopante que llegó casi a la mitad de la población, con  hambre y saqueos. La opinión se unificó bajo la consigna “que se vayan todos” La ruptura entre la sociedad y el poder era total.

Duhalde promovió  la candidatura de Kirchner frente a la del otro peronista Menem casi como quien tira un bote salvavidas. El clima político era tal que Kichner obtuvo 22% en primera vuelta y Menem con 23%, este último se retiró y así llegó Kichner a la presidencia sin segunda vuelta y con una déficit de legitimidad descomunal. Allí comenzó a crecer su peso político porque entendió la gravedad de la crisis y que probablemente no duraría mucho si no reconectaba al gobierno con la sociedad.

En el vacío político de la crisis la derecha por una vez no podía oponerse y Kirchner inicio el viraje. Relanzó la agenda de los derechos humanos, enfrentó la deuda y acabo la relación con el FMI, estimuló el consumo y  el mercado interno, ayudado además por una coyuntura internacional favorable a la exportación de los producto argentinos. Ello relanzó el crecimiento y la actividad económica, la moneda renació, se estabilizo el tipo de cambio y poco a poco la confianza se recompuso. Reposicionó a la Argentina en una alianza con Brasil por la integración regional, tomo distancia de Estados Unidos y se revisaron los contratos con las multinacionales.

También en paralelo atacó a los dinosaurios del peronismo intentando generar un movimiento amplio de renovación. A los 60 años Kichner se había convertido en uno de los principales referentes de la política argentina, era secretario general de Unasur y se le visualizaba como el probable candidato para las elecciones presidenciales en 2012.

De todo esto nació el “kichnerismo” como un proyecto no solo político, también de país. Sus detractores existen, no son pocos y sus argumentos ponen énfasis en el poder concentrado, la polarización, el enriquecimiento ilícito. Esa es la discusión del balance, pero no cabe duda que el personaje adquirió el peso necesario para sacar al país del hoyo, sin represión, con movimientos sociales con amplios espacios de expresión y con una agenda de futuro que cuando él llegó no existía. Argentina se consumía en el fuego de la descomposición heredada del pasado. Una mezcla corrosiva de derecha cavernaria, radicalismo impotente, peronismo corrupto y matonezco.

El ciclo político de Néstor Kircher estaba en su punto de maduración y por la dimensión alcanzada, su desaparición sorpresiva fuerza interrogantes inevitables sobre la solidez política de su proyecto y sobre los relevos posibles.

Líderes y sociedades

Y eso es lo preocupante. El papel del liderazgo es reconocido por la historia, las ciencias políticas y la psicología, qué duda cabe que la política la hacen las personas y su carácter hace la diferencia. Pero el liderazgo puede tener muchas formas, puede inspirar, coordinar, dirigir, ser autoridad moral o basarse en estructuras de poder personalizadas, discrecionales autoritarias, corruptas y oportunistas ad infinitum. Y puede ser una mezcla de dosis de diferentes componentes, toda vez que los líderes no son ángeles o demonios, aunque algunos se vistan de ellos.

Lo preocupante es que el movimiento que el liderazgo Kirchenista animaba una vez desaparecido su mentor, debe demostrar ahora su consistencia. Las lágrimas que derramaban los argentinos seguidores de ese proyecto expresaban no solo tristeza, también incertidumbre y desamparo.  Un comentarista entrevistado explicaba doctamente que en America Latina somos mas sentimentales que en otras partes, donde son mas racionales.

La cuestión de fondo es la relación de los liderazgos con sus sociedades. Pueden construir instituciones, establecer derechos y abrir espacios para liderazgos plurales, en esas condiciones su desaparición generará pesar pero  no desamparo e incertidumbre.

También pueden infantilizar a las sociedades, tratarlas paternalistamente , impedir el surgimiento de nuevos liderazgos plurales, impedir que los jóvenes maduren y piensen por su cuenta, pueden generar una relación de dependencia de la sociedad con el poder porque nunca hay instituciones y derechos consolidados, dependen del líder y el estado que gobierna.

Esa es la interrogante de fondo al desparecer Nestor Kirhner ¿Habrá madurado la sociedad argentina o seguirá dependiendo de sus líderes míticos?

Y esa es la interrogante sobre la madurez de nuestras democracias y nuestras sociedades. Que se pregunte qué pasará en Cuba después de Fidel es la prueba de un cierto tipo de liderazgo. Cando murió Tito se descalabró Yugoslavia, otra prueba fatal. Cuando murió Stalin se decía qué había muerto el padrecito de los pueblos. Que se haga depender la suerte de un proyecto de tal o cual, indispensable, no importa su color político, es una evidencia de lo que se está construyendo. Mandela sigue siendo en este sentido un contra ejemplo positivo de liderazgo y probablemente Lula también lo es, si desapareciera habría sólo tristeza.

Lamentablemente Evo Morales no encontró nada mejor que decir que la muerte de Kichner deja huérfanos a los pueblos de America Latina.  Mala retórica y mala señal.

En América Latina no somos huérfanos de nada. Ni de líderes ni de credos, queremos derechos e instituciones única manera de vivir en sociedad con madurez y con un horizonte que convoque al esfuerzo colectivo. Si Kirchner ayudó a eso, su contribución será más grande que cualquier discurso.

Angel Saldomando 28 Octubre 2010

Comenta con ayuda de Facebook(*) (Habilitado el 11 de diciembre del 2009): ¡OJO! Se puede comentar escribiendo un mail (no se muestra es solo para validacin) o con cuenta de Facebook.


(*)Algunas versiones de Internet Explorer bloquean esta herramienta social, sugerimos navegar con Firefox, Safari, Opera, Chrome u otro navegador web para hacer y leer los comentarios



166.358 lecturas en total tienen las 77 columnas de Angel Saldomando con 2.160 lecturas en promedio por columna
Columnas de Angel Saldomando
2017-08-10
Venezuela: crisis para todo uso
2597 lecturas

2017-08-09
Crisis DC: el partido fiorentino
2455 lecturas

2017-08-01
Aires Irrespirables
1988 lecturas

2016-06-20
Un debate en curso: Sobre la Constituyente
1740 lecturas

2016-05-12
Chiloé: metástasis de un modelo agotado
1918 lecturas

2016-05-09
De Aysén a Chiloé
1906 lecturas

2016-01-21
La licuadora
2151 lecturas

2015-10-07
Revelaciones tardias
1835 lecturas

2015-08-05
La guerra de los diagnósticos
1342 lecturas

2015-07-06
Sísifo se cansó
2142 lecturas

2015-04-21
Chile estrena: las instituciones bikini
2201 lecturas

2015-04-08
La casta en su laberinto
2286 lecturas

2015-03-05
Tocar el fondo
2217 lecturas

2015-01-24
Gobiernos progresistas: el vaso ¿medio lleno o medio vacío?
2144 lecturas

2014-12-15
El pais de la elite
2199 lecturas

2014-09-30
Catastrofismos y pesimismos
3185 lecturas

2014-09-11
La alianza publico privada. La burbuja de la elite
2224 lecturas

2014-04-17
Cuando se quema la realidad
2275 lecturas

2014-03-20
El zorro en el gallinero
1756 lecturas

2014-03-19
Nuevas Mayorias ¿Usura o Renovación?
1849 lecturas

2014-03-12
Echeverria en el país de nunca más
1643 lecturas

2013-12-17
La vitrina y la realidad
1809 lecturas

2013-11-12
Dilemas electorales y después
1618 lecturas

2013-10-31
Las cartas sobre la mesa: programas y política
1686 lecturas

2013-09-10
Allende se invita a las elecciones
1615 lecturas

2013-09-07
¿Hacerse cargo del golpe o de la historia?
1583 lecturas

2013-07-28
De las primarias a las ultimarias
1684 lecturas

2013-07-09
La fractura
1938 lecturas

2013-05-28
Un debate necesario: sobre elecciones y perspectivas
1847 lecturas

2013-04-04
Contradicciones en torno a Bachelet: expectativas y realidades
2027 lecturas

2013-03-13
La hoja de ruta con o sin Bachelet
1932 lecturas

2012-12-19
De vida o muerte. Lucro Lacra Liviandad
2008 lecturas

2012-12-06
Fronteras externas e internas
2140 lecturas

2012-10-08
Venezuela en la mira
1869 lecturas

2012-10-03
El país entrampado
1958 lecturas

2012-09-24
El fondo de la cacerola. Malestar y cambio en la sociedad
1872 lecturas

2012-09-02
La fiebre o el termómetro. El debate sobre la encuesta Casen y la pobreza
2080 lecturas

2012-07-22
La lección paraguaya
2056 lecturas

2012-06-21
La espada de Damocles
1976 lecturas

2012-05-31
Rebelión en la granja
2035 lecturas

2012-04-16
La descentralización: ¿Trampa o refundación?
2236 lecturas

2012-03-22
Las regiones de la discordia
2104 lecturas

2012-03-15
Mirando al Sur
2034 lecturas

2012-03-07
La ceguera del poder
2128 lecturas

2012-02-26
La medida del poder o el poder de la medida
2037 lecturas

2012-02-25
Aysén II ¿Lo posible de lo imposible?
2486 lecturas

2012-02-23
Aysén o el otro país
2318 lecturas

2011-09-10
Los dilemas del movimiento social
2484 lecturas

2011-08-17
¿Y ahora qué?
2161 lecturas

2011-07-29
Legitimidad y refundación
2319 lecturas

2011-07-19
Primer round post concertación
2312 lecturas

2011-07-01
Grecia al matadero
2816 lecturas

2011-06-16
El enrarecido clima político
2314 lecturas

2011-06-08
Tendencias en la izquierda latinoamericana el amigo brasilero
2516 lecturas

2011-06-02
América Latina: La exigencia de más y mejor democracia
2243 lecturas

2011-05-07
La hora de la igualdad
2332 lecturas

2011-03-14
Un nuevo parte aguas
2292 lecturas

2011-03-11
Libia: Sacudida Mundial
2514 lecturas

2011-02-25
La Economía Política de los Mínimos
2942 lecturas

2011-02-01
El incendio se extiende a Egipto
2358 lecturas

2011-01-19
Túnez no está lejos
2358 lecturas

2010-12-14
Las dos caras de la moneda
2509 lecturas

2010-11-10
¡Alto trabajos en la vía política!
2003 lecturas

2010-10-29
Muertes Políticas
2103 lecturas

2010-10-20
Agitación en Francia
2236 lecturas

2010-10-13
Profundidades
2025 lecturas

2010-10-07
Paracaídas sin Correa
2311 lecturas

2010-09-01
El bicentenario y la copia feliz del edén
2096 lecturas

2010-05-27
¿Un Nuevo Comienzo Post Concertacionista?
2371 lecturas

2010-05-15
La deuda olímpica
2417 lecturas

2010-05-11
Crisis de Honduras: segundo round
2433 lecturas

2010-05-07
El Olimpo en bancarrota
2632 lecturas

2010-05-04
Estado de catástrofe
2360 lecturas

2010-03-12
El destape
2304 lecturas

2010-03-01
Chile a prueba
2712 lecturas

2010-01-23
Que 20 años no es nada
2378 lecturas

2010-01-10
Elecciones en Chile: ¿Fin de reino?
2378 lecturas




Hay 31 usuarios visitando www.generacion80.cl

ltimas Columnas
Vengo de un pueblo pequeño... que se llama Til Til por Vólker Gutiérrez
Tierra: medio siglo de la Ley de Reforma Agraria por Manuel Riesco
2016, Venezuela en la encrucijada. La grave crisis económica, social y política por Orlando Caputo
La Codelco de Eduardo Engel por Julián Alcayaga
Venezuela: crisis para todo uso por Ángel Saldomando
Otras noticias
2017-08-01
LUN DESTACA INVESTIGACIÓN EN FUSIÓN NUCLEAR DE LA CChEN
2017-07-27
CONMEMORAN LOS 50 AÑOS DE LA TOMA DE LA UC
2017-07-26
OFICIALIZAN LA POSTULACIÓN DEL FÍSICO LEOPOLDO SOTO NORAMBUENA